El pollo frito y los donuts triunfan en una receta conjunta

En algunos restaurantes de KFC en Estados Unidos se está ofreciendo al público la posibilidad de pedir donuts con su comida.

Novedad KFC

Quién iba a pensar que los donuts pudieran convertirse en el nuevo pan de la hamburguesa de pollo frito. Pero en KFC pensaron que podría ser una buena idea, lo han probado y el resultado ha sido espectacular. Todavía en proceso de prueba, la idea de introducir donuts en su carta se encuentra disponible en 40 restaurantes a lo largo y ancho de Estados Unidos donde el público ha respondido de forma muy positiva. Como podéis imaginar, principalmente se ha convertido en la última tendencia de moda en las redes sociales, donde todo el mundo se quiere hacer una foto comiéndose esta hamburguesa con donuts que llama tanto la atención.

La idea de combinar dulce y salado no es precisamente nueva. En algunas cadenas de restaurantes de comida puramente norteamericana ya se usaba el pollo frito en combinación con dulces, como por ejemplo los gofres. El comerte unos trozos de pollo frito envueltos con gofres y sirope de jarabe de arce no es novedoso, y se trata de un plato más típico de lo que se podría imaginar. Por eso la propuesta del pollo frito con los donuts tampoco acaba siendo tan revolucionaria.

Pero una cosa es que la idea sea nueva y otra que se sepa vender como nueva. Y de eso es de lo que podemos aprender de KFC, que tiene muy bien dominadas las técnicas de marketing para cada vez que hace algo poner en marcha una maquinaria capaz de llegar a millones de personas. Posiblemente si el coronel estuviera vivo, el fundador de la cadena especializada en pollo frito, le daría su aprobado a la idea viendo la caja que está haciendo por mucho que para él fuera algo totalmente transgresor.

¿Qué opciones se están dando a los clientes que acuden a KFC en busca de doughnuts (donuts, dounuts, como los queramos llamar)? Las propuestas incluyen una cesta de pollo con hueso que está acompañada por uno o dos donuts, una cesta de chicken tenders con la misma cantidad de donuts o un sándwich que incluye un chicken fillet y dos donuts repartidos a razón de uno en la parte de arriba y otro en la parte de bajo haciendo de tapas, como si de una hamburguesa se tratara. Otra de las opciones es que pidamos el menú que queramos, uno de los normales, y que añadamos un donut por solo 1 dólar.

Donuts y pollo

En general los precios están muy bien ajustados a lo que se trata del coste habitual de KFC y del precio que suelen tener estas iniciativas. Las cestas que hemos mencionado antes tienen un coste de 5,50 dólares con un donut o de 7,50 dólares con dos donuts, mientras que la hamburguesa cuesta 6. Podemos hacer menú por un precio de 8 dólares, lo cual está realmente ajustado a los intereses de los bolsillos norteamericanos. De esta manera se espera que una gran cantidad de personas prueben esta posibilidad que, por otro lado, no es nada saludable, y quizá que se convierta en una de las nuevas modas que se vea replicada incluso en otras franquicias de comida rápida.

¿Cómo se preparan los donuts en cuestión? Desconocemos el proveedor de los donuts o si es la propia KFC la que se está ocupando de su elaboración. En cualquier caso, la cadena comenta que los donuts llegan ya cocinados a cada uno de los restaurantes y que en el momento en el cual hay un pedido, lo que hacen los empleados de KFC es meterlos en la freidora y glasearlos con vainilla de forma que la sensación sea de estar recién hechos. De esta manera se ofrece una calidad alta a los consumidores, en la línea de los demás productos de la marca. Y por otro lado, una de las bases sobre las que se argumenta la propuesta de KFC en cuanto a los donuts, consiste en que estos dulces siempre se deben servir calientes. Eso es lo que están extendiendo en todos sus restaurantes como otra forma de diferenciarse de los donuts que podemos comprar en cualquier panadería o tienda, donde normalmente es poco habitual encontrarlos «recién hechos» o al menos calientes.

Ahora lo que se espera es ver si la campaña del donut por la que está optando KFC en Estados Unidos llega también a otros países en los que esta marca se encuentra representada en sus ciudades. En algunos países seguro que esta medida era muy celebrada, mientras que en otros más reacios a probar nuevas propuestas es posible que termine no siendo bien aceptada. Pero seguro que KFC ya conoce bien cuáles son los hábitos de sus consumidores a lo largo del mundo y por ello ha decidido comenzar esta campaña en Estados Unidos, donde la pasión por el pollo y por los donuts es tal que se convierten en alimentos frecuentes en la dieta generalizada de las personas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...