China apuesta por reflotar el sector turístico con descuentos en vuelos y entradas de tres días sin visado

China amortigua su pérdida de turistas con rebajas en los precios de los vuelos y menores trabas para la entrada de visitantes en estancias de corta duración

aeropuerto de china

China pone la mirada en el turismo como fuente de ingresos y para ello comienza a dar su brazo a torcer. El gigante asiático ha optado por flexibilizar sus medidas de control de visitantes, con la puesta en marcha de vías de entrada al país sin necesidad de visado en aquellas estancias que no sobrepasen las 72 horas. La idea es apostar por promociones y descuentos en el coste de los billetes de avión, que hagan más llamativas las visitas a algunas de sus principales urbes.

Se trata de un permiso o autorización de tránsito en China para aquellos pasajeros que cuenten con una reserva de viaje con alguna aerolínea, además de visados para el acceso a otros países. La medida se aplicará en un total de tres ciudades chinas, como son Pekín, Cantón o Shanghái y se ofrece a un grupo de 45 escenarios internacionales entre los que figuran países como España, Argentina, Chile o México.

La idea está contando con su público y ya hay otras ciudades en espera interesadas en implantar estos permisos de 72 horas, con los que las autoridades chinas pretenden multiplicar los ingresos que recibe el país de un sector como el turístico.

La estrategia de China es clara tanto dentro como fuera de sus fronteras. El país trata de abrirse un hueco dentro de este motor económico ampliando el potencial de su marca más allá de la industria y la producción ?barata?. Con este objetivo, grupos empresariales chinos se han lanzado a la conquista de nuevos mercados en áreas como el sector hotelero, con alianzas como la firmada con el grupo Meliá.

Con estas acciones, China pretende recuperar dinamismo en el número de personas que les visitan tras las constantes caídas que ha registrado el país por la reducción notable de turistas procedentes de puntos como Japón, alcanzando descensos de hasta un 14,3% durante la primera mitad del ejercicio de 2013.

Las autoridades chinas pretenden, con estas facilidades en las tramitaciones de tres días, ofrecer un aliciente a los turistas frente a las constantes críticas por la lentitud y complejidad de las tramitaciones.

Fuente: Expansión

Foto / vikkies

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...