Aprovechar la felicidad del consumidor como marco de acción

Hacer marketing aprovechando el estado de felicidad de los clientes puede llevarnos a conseguir grandes resultados.

Fútbol

Se dice que en el amor y en la guerra, todo vale. Nosotros entendemos los negocios como una guerra a cierto nivel. Una guerra sin heridos, pero con vencedores y perdedores por mucho que en ocasiones nos pese encontrarnos en el lado de los derrotados. Por eso también podemos aplicar el dicho a los negocios y validar la idea de que en este territorio todo vale para conseguir salirnos con la nuestra (dentro de los cánones de elegancia corporativa y responsabilidad social, por supuesto).

Hoy hablamos de un estudio que data del año 2015, pero que sigue muy presente hoy día. En este se concluyó que para los consumidores la comida de la que disfrutaban sabía mejor en aquellos días y momentos en los que su equipo favorito se encontraba ganando un partido. Podéis aplicar la idea y el contexto a cualquier deporte y equipo, aunque como dato estadístico diremos que el estudio original trataba sobre la celebración de la Super Bowl de fútbol americano en Estados Unidos.

Los resultados de las encuestas realizadas a los mismos grupos de consumidores en distintos días con diferentes resultados dejaban clara la evidencia. Cuando sus equipos ganaban, la comida era más deliciosa y tenía un sabor menos agrio, mientras que cuando perdían ocurría todo lo contrario. En ese caso, ¿nos podemos beneficiar de ello para impulsar nuestro negocio?

Por supuesto que sí. No obstante, tampoco es una ciencia segura y no podemos aprovecharnos de ello de manera garantizada sin ningún tipo de margen de error. Lo primero que debemos entender es que no vamos a poder calcular el resultado de un partido (ese tipo de cosas son simplemente imposibles). Y si en la ciudad en la que damos nuestro servicio el público se divide generalmente entre dos equipos y estos dos equipos se enfrentan… no deja de ser un 50%. Hay ocasiones que son más claras. Pongamos el caso de que la selección de fútbol de un país, España, vaya a jugar un partido con un equipo que claramente está en desventaja. Ese tipo de ambiente despertará sensaciones en los clientes positivas y estarán más abiertos a solicitar los servicios de, por ejemplo, comida a domicilio.

Comida japonesa

En el caso de solicitar la comida de nuestro restaurante, recibirla y comerla con una victoria de su equipo como colofón final, la sensación y el recuerdo sobre la comida será muy positivo. Eso hará que las ganas futuras de volver a solicitar los servicios de comida a domicilio aumenten, porque se inspirarán sensaciones y recuerdos muy positivos en los clientes. Por lo tanto, este tipo de situaciones que creemos que son convenientes y de un resultado positivo más claro, habrá que intentar aprovecharlas por todos los medios posibles. No estará de más que diseñemos algún tipo de promoción y que incitemos al cliente a solicitar comida para que, a sabiendas de que las posibilidades de que esté contento mientras la come, serán elevadas.

¿Cómo se explica este tipo de situación? ¿es solo algo mental o hay un componente científico? Dicen los estudios que si nos sentimos felices liberamos más serotonina en nuestro sistema y este neurotransmisor influye en que tengamos esas sensaciones tan agradables que recordamos. Al proporcionarle este aumento de serotonina al cuerpo lo que estamos haciendo es que se modifique la manera en la que nuestro gusto recibe la comida cuando la introducimos en el cuerpo. Las explicaciones menos científicas apuntan a que cuando estamos felices somos menos exigentes, así que cualquier cosa tiene más posibilidades de gustarnos y satisfacernos incluso si no cumple con todas nuestras expectativas.

De todas formas, como decíamos antes, no es una ciencia cierta, no tenemos que obsesionarnos con la aplicación de este tipo de idea, sino incorporarla a la lista de posibles técnicas de marketing que nos beneficien en nuestro negocio a lo largo del año. Hay veces en las que podemos tener muy en cuenta este concepto de la felicidad y la satisfacción, mientras que en otras ocasiones resulta algo más superficial que quizá no encaje con el contexto social o popular en el que nos encontramos. Aprender de este tipo de cosas y aplicarlas en su justa medida es lo que nos puede llevar a alcanzar el éxito y a anteponernos a nuestros rivales.

Lo que también podemos deciros es que no hemos descubierto nada nuevo. Multitud de entidades, hablando sobre todo en el contexto de la comida a domicilio, saben que esos días clave en los que se realizan celebraciones populares (no festividades ni eventos como Navidad o Semana Santa) son óptimos para su negocio. Por ejemplo, que como decíamos se celebre un gran partido de fútbol o que ocurra algo tan popular de forma global que abarque a una gran cantidad de la población, como el estreno de una nueva temporada de una serie de televisión seguida por todos (Juego de Tronos, por ejemplo).

Foto: PublicDomainArchiveqimono

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...