¿Planeas publicar un libro? Asegúrate de cumplir estos factores

¿Habéis emprendido la aventura de escribir un libro? Os damos algunos consejos que os ayudarán a evitar errores comunes.

Escribir un libro en 2020 es fácil. O al menos lo parece. Los medios de los que disponemos son amplios, sencillos, accesibles y muy automatizados. Si no tenemos una editorial interesada en nosotros o ni siquiera nos queremos preocupar por buscarla, nos podemos apañar sin ayuda alguna y hacer autopublicación del mismo. El proceso no es un camino de rosas, pero gracias a distintas plataformas y a la propia Amazon, todo es posible. Así que si nuestro sueño es volcar nuestros conocimientos en un libro, no hay nadie que nos lo vaya a impedir.

Eso sí, lo que tenemos que tener en cuenta es que hay una serie de consejos que os ayudarán a no cometer errores. Porque aunque escribir el libro y auto-editarlo no sea tan complicado como podamos imaginar, hay que reconocer que se pueden cometer muchos errores y sufrir meteduras de pata que quizá podríamos haber evitado si alguien nos hubiera echado una mano.

Por lo tanto, hoy vamos a hablar de consejos para evitar estos errores comunes que podemos sufrir en nuestro afán por escribir y publicar. Nosotros ya hemos publicado 1 libro y podemos deciros que hemos cometido no uno, sino posiblemente la mayor parte de estos errores comunes. Por eso esperamos que en vuestro caso tengáis un mejor desarrollo y que podáis evitar algún que otro dolor de cabeza.

1. Plantea bien tus ideas

Antes de ponerte a escribir haz un borrador del tema de tu libro, los episodios en los que se dividirá, la extensión a ojo que crees que tendrá cada capítulo e incluso el estilo que adoptarás. Es crucial que tengas claro todo el contenido aunque después dejes cierto margen a la improvisación. Esta planificación te ayudará a que el proceso de redacción resulte más ameno y que además derive en una menor cantidad de momentos en los que te puedas llegar a atascar. Cuando tengas el borrador, comienza a escribir y disfruta de cada letra que plasmes en el libro. No solo escribes el libro para compartir conocimiento, sino también como actividad que posiblemente te estará llenando de una forma muy plena.

2. Revisa cuando lo hayas terminado

En el momento en el que ya estamos cerca de terminar el libro nos entra una ansiedad loca por llegar al final y terminarlo de una vez. Pero no tenemos que apresurarnos ni dejarnos seducir por el ansia de terminar. Esto es algo que siempre acaba con malos resultados. En su defecto, lo que es recomendable hacer es revisar. ¿Sabéis cómo son las revisiones que hacen las editoriales de sus libros antes de publicarlos? Se pueden definir con una palabra: exhaustivas. Se realizan una y otra vez hasta que se ha confirmado que no hay ningún error y que el libro puede pasar a la fase de imprenta.

Es verdad que con una editorial son muchas las personas que van a revisar el libro y que eso ayuda a simplificar las cosas. No hay duda de ello, pero dado que nosotros somos nosotros y nadie más, es un motivo adicional para que seamos más cuidadosos con lo que estamos haciendo y con la revisión de nuestro texto. La revisión tiene que aplicarse tanto a la ortografía como a la estructura del texto, al contenido del mismo y a cualquier aspecto que podamos creer que es mejorable.

3. Compártelo con personas de confianza

Antes de que des por terminado el libro, te recomendamos que lo compartas con una serie de personas de confianza que puedan leerlo y que sirvan como supervisores-correctores adicionales. Tienen que ser personas cuya opinión respetemos y nos importe, puesto que van a opinar sobre nuestro libro, sobre aquello que tanto esfuerzo nos ha costado terminar. Una vez os den su opinión será hora de revisar y aplicar sus comentarios para ver si hay algo que se pueda ajustar. No hay que rendirse ante comentarios que estén dirigidos a cambiar aspectos del libro con los que no estemos de acuerdo. Pero sí que es positivo escuchar y pensar en aquello que nos hayan comentado.

4. Cuida la portada

Uno de los máximos errores que podemos cometer con el libro es no revisar la portada en condiciones. Un gran porcentaje de los compradores se dejan guiar por la impresión que les proporciona la portada, así que es fundamental que esta tenga fuerza, sea de un estilo profesional y que transmita una idea que sirva para resumir el contexto de lo que has escrito.

5. Sigue adelante

Puede haber muchos momentos en los que nos sintamos decaídos, que perdamos la ilusión por el libro o que pensemos que no merece la pena seguir avanzando. Pero no debemos rendirnos. Siempre hay que seguir adelante y terminar el proyecto de libro que hayamos comenzado. Incluso si su lanzamiento no resulta ser un gran éxito, tampoco habrá que tirar la toalla ni arrepentirse por haberlo escrito. Nunca se sabe cuándo puede convertirse en un best-seller.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...