¿Vender TikTok? China prefiere que se cierre

¿Cuál será el destino definitivo de TikTok? ¿acabará cerrando el servicio en Estados Unidos para no ser vendido a otra empresa?

Hace unas semanas, en medio del drama que se está viviendo con la presencia de TikTok en Estados Unidos, el recientemente nombrado nuevo CEO de la compañía decidió abandonar el barco. Había quienes dudaron acerca de si había tomado una buena decisión. Porque en ese momento se daba por sentado que TikTok acabaría en manos de Microsoft, de Google, de Apple o de cualquier otra entidad americana de similar corte. Y de haber ocurrido eso, la lógica apuntaba a que el día a día del CEO hubiera sido incluso mejor, ya que trabajaría al frente de una empresa de su país y no de una entidad china. Pero aún así, el directivo abandonó la compañía.

¿Por qué? Posiblemente porque sabía la que se avecinaba. Ya fuera porque le avisaron desde la cúpula de ByteDance o porque al trabajar en una empresa china había hecho los deberes, lo cierto es que Kevin Mayer dejó la empresa y lo hizo posiblemente sabiendo muy bien lo que estaba haciendo. Solo llevaba 100 días en la empresa y en esos primeros meses había comenzado a trazar un camino con planes ambiciosos que le llevarían a conseguir que TikTok fuera incluso más grande de lo que ya es.

Ahora con la noticia que llega desde China podemos entender perfectamente la renuncia de Mayer, puesto que desde la prensa internacional se menciona que oficiales del gobierno chino prefieren que TikTok cierre su servicio en Estados Unidos antes de tener que venderlo a una empresa norteamericana.

En cierto modo hacen gala del típico «es mi juguete y si yo no juego con él, no juega nadie«, pero no se puede decir que no se encuentren en su derecho de hacerlo. TikTok se ha convertido en el objetivo personal de Donald Trump, que ha puesto fecha de final al servicio salvo si la compañía china vende el servicio en su gestión norteamericana a una empresa de su país. Es bullying elevado al nivel político-empresarial, por lo que el método defensivo por el cual está adoptando el gobierno chino es demostrar que no se van a dejar doblegar por los norteamericanos.

Dicen desde el gobierno chino que si permitieran que se llevara a cabo la venta de la presencia estadounidense de TikTok estarían mostrando debilidad, tanto la empresa ByteDance como la propia China como país. Y sabemos perfectamente que hay pocas cosas que les molesten tanto a los gobiernos, en especial al chino, como mostrarse débiles ante sus rivales.

La fecha límite para que se realice la venta de TikTok es el próximo 20 de septiembre, pero desde el día 15 posiblemente el servicio dejará de funcionar. Hay distintas compañías que están participando en la carrera de la compra de TikTok, como Microsoft y más recientemente Walmart, pero esta venta dependería de que la propietaria del servicio diera su brazo a torcer. Y sabiendo que China estará presionando a ByteDance para que no vendan e incluso les pueden estar ofreciendo algún tipo de compensación económica, lo más probable es que al final no se realice la venta.

Quedarían otras opciones, como que es posible que otro jugador se meta en la campaña para comprar TikTok, uno que no sea originario de Estados Unidos, pero que proporcione confianza suficiente a Donald Trump como para que pueda mantener el servicio activo en su país. Esto abriría la operación a compañías británicas, alemanas o incluso japonesas, países que podrían gestionar la presencia de TikTok en Estados Unidos sabiendo que tendrían el apoyo del presidente porque los datos recogidos por la app no llegarían a manos del gobierno chino.

Al fin y al cabo, para la administración de Donald Trump todo está relacionado con la privacidad, seguridad, con el espionaje y con la posibilidad de que el gobierno chino esté «aprendiendo» de la sociedad estadounidense a través de la información que los servidores de TikTok recogen a diario. Dice ByteDance que la información que reúnen es privada y que nunca, bajo ningún contexto, la llegarían a poner en manos del gobierno chino. Pero esto es algo que nadie se puede creer. Y en cierto modo es lógico, puesto que es bien sabido que la administración política de China tiene controlado todo el tejido empresarial y que de una u otra manera puede hacer lo que le venga en gana.

La situación es, como podéis apreciar, delicada. A pocos días de que se lleve a cabo la cancelación del servicio en Estados Unidos, lo que parece en estos momentos es que ByteDance preferirá decir adiós a TikTok en Norte América en vez de vender la compañía. Ese desenlace cuadraría con el motivo por el cual el CEO de la compañía abandonó el barco cuando todo se comenzó a complicar. Supondría una pérdida importante para los creadores de TikTok, pero es posible que, como decíamos, encuentren formas de ajustar los números.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...