X

Un estudio determina cuál es la canción más relajante del mundo

La música es una de las herramientas más poderosas con la que podemos contar en cualquier momento de la vida para aportarnos todo tipo de beneficios. Confiamos en la música para relajarnos, para obtener una inyección extra de energía o a la hora de mantenernos despiertos. Gracias a ella encontramos el equilibrio en momentos en los que no podemos pensar bien o cuando creemos que estamos demasiado superados. Pero el efecto que obtengamos de la música dependerá en gran medida del tipo de canción que estemos escuchando.

Hoy hablamos de música relajante. ¿Qué canción ha sido determinada como la más relajante del mundo? ¿cuál es tan relajante que no se recomienda escucharla mientras conducimos por miedo a que nos quedemos dormidos al volante?

La canción en cuestión es “Weightless”, un tema de Marconi Union. Es el veredicto del estudio que ha realizado Mindlab International, una compañía especializada en el neuromarketing que ha puesto a prueba multitud de canciones y estilos musicales para llegar a una conclusión definitiva sobre este tema. El experto David Lewis-Hodgson ha sido quien ha estado al frente del proyecto con la intención de conseguir un resultado que pueda ayudar al mundo.

');

Teóricamente, según el estudio en cuestión, cuando escuchamos esta canción tenemos grandes posibilidades de dejar atrás la ansiedad, liberarnos de los problemas que nos produce el estrés del día a día y al mismo tiempo conseguir apaciguar nuestra mente de malos pensamientos. La estadística dice que el cuerpo se consigue relajar al mismo ritmo de la reproducción de la canción, lo que ayuda a estar más tranquilos, pero también a conseguir realizar tareas estresantes de una manera simplificada. Para ello los participantes en el estudio llevaron a cabo varias pruebas en las que se comprobó el efecto positivo de la canción.

¿Qué efecto se produce en el cuerpo escuchando esta canción? Lo que notamos en cierto modo es cómo la presión sanguínea se va reduciendo de forma progresiva. También se reduce la manera en la que se genera cortisol y la velocidad del ritmo cardíaco. El cerebro también se conecta con la reproducción de la canción debido a que las ondas alfa se acompasan con los 60 beats de la melodía. El efecto que se produce es similar al que tenemos cuando ingerimos complementos de magnesio.

En esta misma noticia os hemos dejado embebido el vídeo de la canción para que podáis escucharla y que pongáis a prueba su utilidad.

Categorías: Herramientas