Modelos de Competencia Empresarial

En este posteo voy a describir el conocido dilema del prisionero y el modelo halcón-paloma, ambos casos sirven para explicar el tipo de competencia que puede ocurrir entre las empresas sea a nivel internacional o nacional; son situaciones que se presentan como hipotéticas, pero que sirven para ilustrar las diferentes alternativas de decisión que pueden presentarse en el dinámico mundo empresarial.

En este posteo voy a describir el conocido dilema del prisionero y el modelo halcón-paloma, ambos casos conocidos que sirve para explicar el tipo de competencia que puede ocurrir entre las empresas; son situaciones que se presentan como hipotéticas, pero que sirven para ilustrar las diferentes alternativas de decisión que pueden presentarse en el dinámico mundo empresarial.

El caso de describe como sigue: dos prisioneros se hallan encerrados en dos celdas distintas, las autoridades exigen a ambos confesar un crimen que supuestamente los relaciona. Las alternativas que se les presenta son: si ambos confiesan se les dan 6 años de prisión a cada uno, si sólo uno confiesa mientras que el otro se calla se le da 9 años de prisión al que se calla y 0 al que confiesa; finalmente, si ambos deciden mantener el silencio sólo tienen un año de prisión cada uno.

La solución óptima desde el punto de vista de la negociación cooperativa es que ambos se callen con lo que tendrían un año de prisión cada uno, este resultado determinará que ambos reciban por tanto, menos años de prisión que si confesaran en cualquiera de los casos. El problema es que como hemos visto en las alternativas, si uno se calla el otro saldría libre, entonces eso podría suceder si alguno descubre que el otro callará. Podemos graficar estas alternativas en una matriz, denominada matriz de pagos, el primer número de cada paréntesis es el pago que obtiene el jugador 1, mientras que el segundo pago es el pago del jugador 2:

A partir de la matriz se deducen los resultados, veamos el razonamiento del Preso 1: Si juega callarse, puede obtener un año de prisión si el otro también se calla, o 9 sí el otro confiesa; por tanto “-9” es lo peor que puede obtener. Si por el contrario opta por confesar, lo peor que puede obtener es “-6”. En relación al preso 2, lo peor que obtiene es “-9” si se calla y “-6” si confiesa. El juego que estamos analizando tiene estrategias dominantes: una estrategia es dominante cuando es óptima para cada jugador independientemente de lo que haga el otro. En este caso, independientemente de lo que haga el otro lo mejor para cada uno es confesar.

Como resultado, cuando cada jugador (o empresa) tiene una estrategia dominante, se puede predecir el resultado del juego, es decir hallar el equilibrio. Un par de estrategias es un equilibrio de Nash sí la elección de A es óptima para B, y la de B es óptima para A. Aquí, dado que el único caso en que coinciden sus estrategias óptimas dada la estrategia óptima del otro es cuando ambos confiesan, entonces (-6,-6) es un equilibrio de Nash.

Aplicaremos ahora este modelo del “dilema del prisionero”, a la competencia entre empresas; definimos dos empresas A y B en un mercado, que pueden competir o cooperar. Si compiten los precios bajan, y obtiene beneficios de competencia perfecta; por el contrario si cooperan (lo que significa que forman un oligopolio), suben los precios a P’ y obtiene mayores beneficios que en competencia. Ahora, resulta que cada empresa, sabiendo que la otra se ha comprometido a cooperar, puede tentarse a desviarse y fijar precios un poquito más bajo que P’ (pero mayor al de competencia) para intentar obtener para si el mercado, y así alcanzar un mayor beneficio que el de cooperación (obtienen el beneficio de monopolio), obteniendo la otra empresa un beneficio nulo. El resultado del juego nos lleva a un equilibrio de Nash en (Bc,Bc), donde Bc es el beneficio de competencia, Bm el de monopolio, y Bcol el decooperar. Esquematizado esto en forma matricial, resulta:


La teoría de los Juegos, también se ha aplicado a la competencia entre países al decidir la política exterior óptima frente a una crisis internacional, por ejemplo, cuando la URSS colocó misiles en Cuba, Estados Unidos efectuó un bloqueo naval en Cuba, y luego, la URSS retiró sus misiles a cambio de que Estados Unidos retirará sus misiles de Turquía. Aquí, ambos países podrían haber optado por atacar siendo que sabían que el otro país retiraría sus misiles, pero si ambos hubieran actuado así, ambos se habrían vistos perjudicados con la destrucción del mundo mediante bombas atómicas, por lo que eligieron cooperar y retirar los misiles confiando en lo que habían pactado.

Otro modelo de Competencia Negociada.

El modelo “halcón–paloma” es otro de los tantos modelos, bastante conocido por los planificadores empresariales y negociadores. En el lenguaje común entendemos por «halcón» a las empresas o personas que llevan a cabo estrategias más agresivas para apoderarse del mercado, mientras que identificamos como «paloma» a las de estrategias más conservadoras. El modelo Halcón-Paloma sirve para analizar situaciones de conflicto entre estrategias agresivas y conciliadoras y es conocido en la literatura anglosajona como el » hawk-dove » o el » chicken » y en español es conocido también como «gallina». El resultado de este modelo puede representarse con la siguiente matriz.

Podemos observar las sutiles pero importantes diferencias de este modelo con el Dilema del Prisionero. En principio la matriz es muy parecida, simplemente se han trocado las posiciones de los pagos 3º y 4º, pero la solución y el análisis son ahora muy diferentes.

Aquí hay dos resultados que son equilibrios de Nash: cuando las estrategias elegidas por cada jugador son diferentes; es decir, cuando uno elige halcón y el otro paloma. Por el contrario, en el Dilema del Prisionero el equilibrio de Nash está en el punto en que ambos jugadores traicionan.

Otra notable diferencia de este juego con otros es la importancia que aquí adquiere el orden en que los jugadores eligen sus estrategias. Como tantas veces en la vida real, el primero que juega, gana y ello en ocasiones se debe al aprovechamiento de la oportunidad. El primero elegirá y manifestará la estrategia Halcón con lo que el segundo en elegir se verá obligado a elegir la estrategia Paloma que se presenta como la menos mala pero no la mejor.

Por ejemplo el caso en que dos vehículos se dirigen uno contra otro en la misma línea recta y a gran velocidad puede determinar que si ninguno se desvía ambos chocarán; da como resultado que el frene o se desvíe primero ha perdido; sería por ejemplo un modelo halcón paloma.

También se ha utilizado este modelo abundantemente para representar una guerra fría entre dos superpotencias. La estrategia Halcón consiste en este caso en proceder a una escalada armamentística y bélica. Si un jugador mantiene la estrategia Halcón y el otro elige la estrategia Paloma, el Halcón gana y la Paloma pierde. Pero la situación peor para ambos es cuando los dos jugadores se aferran a la estrategia Halcón.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...