Las tablas de contenidos para mejorar tu SEO

Las tablas de contenidos pueden ser una forma muy conveniente de mejorar el SEO de tu blog o web.

contenidos

Sabéis que dominar el SEO es complicado. Para muchas personas es una misión imposible que resulta complicado superar. Para otras es un juego divertido que les puede proporcionar grandes sorpresas si juegan bien sus cartas. En general es problemático y siempre está bien que podamos tener consejos o ideas que nos permitan hacer un mejor papel cuando lo estamos configurando para que nuestra web tenga éxito. Dentro de esas ideas hoy queremos hablar de las tablas de contenido, que se han convertido en un muy buen recurso para que aportemos a nuestras publicaciones un enfoque de mejores resultados a la hora de posicionarse.

¿Qué es una tabla de contenidos? Lo vais a visualizar en muchas páginas de esta manera:

Tabla de contenidos

Configurarla con los enlaces y vínculos correspondientes que nos lleven a una parte u otra de nuestro texto nos ayudará de manera enorme a la hora de posicionarnos. También servirá para que los propios usuarios puedan disfrutar de una navegación más cómoda, por lo que en cierto modo es una situación de win-win que nos llevará a mejorar en todos los aspectos.

¿Qué nos aportan las tablas de contenidos y qué debemos saber sobre ellas? Lo primero es que para utilizarla es conveniente que lo hagamos en artículos largos. Y cuando decimos largos nos referimos a textos contundentes que tengan alrededor de 3000 palabras. A veces puede ser un tema peliagudo llegar a esta franja de extensión, por lo que siempre debemos pensar en temas concretos que podamos desarrollar de una manera conveniente. También os decimos que es mejor que no os obsesionéis con la configuración de plugins como Yoast SEO en el caso de que os digan “contenido de poca validad, no se lee bien, es confuso”, dado que eso acaba siendo un mero comentario ambiguo que no tiene nada que decir a la hora de la verdad.

Si vosotros estáis satisfechos con el contenido que habéis escrito lo demás dará igual. Por ello pensemos en contenidos de 3000 palabras que sean de calidad, que encajen bien en lo que estamos buscando transmitir y que además nos den margen suficiente como para poder introducir la mencionada tabla de contenidos.

SEO

Dicho esto, ¿para qué sirven en la práctica? como decíamos, uno de los motivos de usarlas es para que los lectores tengan un acceso rápido. Quizá en esas 3000 palabras hayamos hablado de 5 modelos de zapatillas y que ellos solo quieran leer el texto correspondiente a uno de ellos. Pinchando en la tabla de contenido podrán desplazarse al punto exacto en el cual el texto hable de lo que están interesados en conocer. Así mismo, los usuarios también podrán copiar el enlace de la tabla de contenidos para compartirlo directamente o enlazarlo. Es como cuando alguien comparte un vídeo de YouTube en un momento específico del mismo, como el minuto 2, dejando que las personas que lo vean puedan acceder exactamente a esa parte concreta.

Las tablas de contenido también suelen animar a la lectura del texto y a aumentar la tasa de permanencia en el contenido por mucho que resulte paradójico. A veces los usuarios entran en artículos largos, como los de 3000 palabras, y se frustran porque no saben dónde se encuentra lo que están buscando. En vez de leerlo entero o de perder tiempo buscando, optan por cerrar la página. Si en lugar de ello les damos un acceso directo, lo que ocurrirá es que ese lector se quedará satisfecho al ver lo que estaba buscando y al mismo tiempo quizá, quién sabe, desarrollará interés por leer otros de los apartados del artículo. Todo eso se materializará en clics. Por ejemplo, volviendo al tema de las zapatillas, si un lector accede al acceso directo del modelo que buscaba, quizá el texto le guste tanto que vuelva a la tabla de contenidos para pinchar en otro apartado. Suma y sigue de forma consecutiva, lo cual es muy positivo para el SEO.

En último lugar, aunque esta no es una ciencia absoluta, existe la posibilidad de que se generen accesos directos en el posicionamiento orgánico en Google directamente usando los anchors de las tablas de contenidos. Nadie asegura que esto vaya a pasar, pero de hacerlo debido a que el contenido sea muy novedoso o que no exista nada igual en la red, puede llevar a que el tráfico hacia una web crezca de manera notable. Y eso es lo que al final buscamos: tener más tráfico, sumar más visitas a nuestras webs y que así los usuarios que tengamos acaben siendo muchos más. El SEO, como decíamos, es complicado, pero está en nuestra mano trabajar de manera que podamos mejorar el uso que hacemos del mismo y el rendimiento que consiguen nuestros contenidos a la hora de posicionarse en buscadores. A partir de hoy la tabla de contenidos podría ser una gran ayuda.

Foto: 377053Monoar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...