X

Google cambia el algoritmo y acaba con numerosas páginas web

¿A qué temen más los webmasters y responsables de portales de noticias en la red? ¿a la censura? ¿a la competencia? Ni una cosa ni la otra. Lo que más se teme es Google. Porque el buscador número 1 del mundo, el “único” para muchos de los usuarios desde tiempo atrás, es el que parte el bacalao y el que determina si un portal vive o si un portal muere. Cada una de las actualizaciones de sus algoritmos suele derivar en estirones de pelo, en gritos y en sufrimiento variado por parte de responsables de páginas que no entienden lo que ha pasado para que sus páginas pierdan su popularidad de la noche a la mañana.

');

Una reciente actualización de los algoritmos ha provocado una nueva oleada de cambios en las posiciones de distintas páginas del mundo entero y muchas de ellas, a la vista de la situación, se han encontrado con la irremediable decisión de tener que cerrar.

Porque suele haber algo claro cada vez que Google introduce un cambio: este suele ser irreversible. Por lo que si caemos bajo uno de sus algoritmos, lo más probable es que tengamos complicado retomar el buen rumbo salvo que contemos con un equipo SEO que sea realmente bueno en su trabajo.

En las últimas semanas se introdujo una modificación de los algoritmos de Google y este no ha tardado en producir efectos contundentes. Uno de los principales lo hemos visto en el portal financiero CCN, que anunció su cierre hace alrededor de un mes porque aseguraban haberse ido a pique después de la modificación del algoritmo. Semanas después reaparecieron y quedan dudas de si realmente tuvieron problemas con Google o no. Siempre queda esa pestaña de duda, ese ramalazo que te hace pensar si todo ha sido en realidad una maniobra publicitaria por mucho que ellos tiren balones fuera de todas las maneras posibles. Si se aprovecharon de la desgracia de los demás para aumentar su popularidad es algo que está por comprobar. En cualquier caso, los efectos del algoritmo de Google son reales y son varias las páginas web que se han visto contra la espada y la pared.

El problema principal es que ni Google tiene control sobre cómo funcionan sus algoritmos de una manera absolutamente precisa. Sí que tienen expertos que definen la conducta, pero después hay cierto vacío en el cual puede ocurrir de todo dependiendo de lo que estés haciendo en tu web y en cómo estés presentando y ofreciendo el contenido. Por eso siempre, ante todo, tenemos que intentar tener a Google muy satisfecho, porque en parte nuestro negocio depende de él. Y eso, en estos momentos, es una realidad absoluta.

Foto: PhotoMIX-Company

Categorías: Herramientas
Etiquetas: Google