Fase Inicial en un Estudio de Mercado

Para llevar a cabo un estudio de mercado es necesario determinar la necesidad que existe dentro de la empresa y su entorno para elaborar la información de este tipo de proyectos, ello implica determinar el problema y los objetivos del estudio; todo ello a partir de la información.

En una entrega anterior había comentado de la importancia de los estudios de mercado para establecer las relaciones empresa – cliente y de cómo estos pueden servir como base del proceso de toma de decisiones por parte de la gerencia, ahora comentaré como empezar a efectuar este tipo de estudios.

Un primer paso consiste en determinar la necesidad que existe dentro de la empresa y su entorno para elaborar la información de la investigación de mercados, es de importancia radical que el investigador comprenda claramente la razón por la cual se necesita la información que se obtenga del estudio, ya que de eso dependerá la correcta interpretación de los resultados y su empleo adecuado. Es por ello que el determinar la necesidad de establecer la importancia de tal o cual información formará parte de la investigación es una de las fases críticas y complicadas de este proceso de investigación de mercados.

Dentro de esta primera etapa es necesario configurar los objetivos de la investigación, para ello debemos establecerlos a partir de la siguiente pregunta: ¿Por qué se está llevando a cabo este proyecto de investigación de mercados?, la respuesta a esta pregunta se presenta por escrito y conlleva un análisis que a simple vista parece simple pero que abarca no sólo aspectos internos de la empresa sino, en la mayoría de los casos, las relaciones con el entorno. Por su parte las necesidades de información deben responder a la pregunta ¿Por qué se necesita una información específica para poder lograr los objetivos?, la respuesta a esta pregunta abarca una serie de puntos los cuales deben detallarse. En relación a ambas preguntas, las respuestas servirán de base a la investigación y permitirán formular los objetivos.

Otro asunto de suma importancia es la definición del problema, por lo general este tipo de problemas empresariales conllevan la solución de una determinada deficiencia dentro de la empresa, sea esta de venta de bienes o prestación de servicios. El problema se encuentra delimitado por lo señalado en el párrafo anterior, es decir por los objetivos que se quieren alcanzar y conlleva responder a las siguientes preguntas: ¿Estamos donde queremos estar?, ¿Se están cumpliendo los objetivos de corto, mediano o largo plazo?, al obtener respuestas negativas, por medio de diferentes métodos se puede lograr un visualizar un problema factible de resolver. Podemos emplear las siguientes preguntas tipo para determinar cual es el problema: ¿Por qué fue rechazado el producto?, fallo el embalaje, ¿Por qué fallaron los embalajes?, se encontraban mal sellados, ¿Por qué estaban mal sellados?, la maquina selladora de cajas no funciona bien, ¿Por qué hay problemas con las selladora?, no regulan bien el calor las bandas de sellado, ¿Por qué fallaron las bandas de sellado?, por falta de mantenimiento; del análisis de las preguntas se ha obtenido en consecuencia que el problema central es la falta de mantenimiento el cual es un problema factible de solucionar.


Definir los objetivos es una tarea de suma importancia en cuanto estos representan el punto de partida para analizar los problemas de la empresa y valorar los beneficios que aquélla aportará. Es necesario recordar que el objetivo no es solamente la solución de un problema específico, sino también la elaboración de normas o guías generales que ayuden a la empresa en la solución de otros problemas y que permitan que estos problemas si se producen puedan solucionarse de inmediato de acuerdo a la experiencia anterior.

La característica que deben tener estos objetivos es ser concisos y realizables, de nada sirve uno bien planteado pero demasiado optimista, uno vagamente planteado o uno que este bien detallado pero difícil o imposible de alcanzar; por ello es radical que se tome en cuenta este punto, porque esto determinará la validez de nuestra investigación y permitirá que nuestro trabajo no sea tirado por la borda y sirva en verdad a la empresa.

Decidir respecto a los objetivos de investigación requiere, en primer termino, comprender el tipo de investigación que se está realizando. La clasificación más común comprende desde lo explorativo, el cual da por sentado que no se tiene a la mano ningún concepto pre establecido, hasta lo causal, que asume formas específicas de cómo una o más variables influyen en una o más de las otras variables.

El siguiente paso es determinar si los datos pueden conseguirse de fuentes internas o externas a la organización; si fuera el caso de poderse conseguir de fuentes externas, estos datos deberán estar actualizados y deben ser tratados con cuidado ya que pudieran ser datos distorsionados. De todas formas las fuentes externas, a través del método de recolección de datos, proporcionan la visión del entorno. El contenido del formato o cuestionario de recolección de datos dependerá de que forma se recopilarán los datos, ya sea por medio de entrevistas o de la observación, para cada caso los formatos de recopilación son diferentes, pero conllevan una serie de preguntas que implican una secuencia y el empleo de preguntas directas e indirectas.

El proceso de recopilación de datos es crítico y por lo general abarca un porcentaje elevado de los cálculos presupuestales del proyecto de investigación y si se efectúa mal una gran porción del error total en los resultados de la investigación; por tanto la selección, el entrenamiento y el control de los entrevistadores es fundamental y determinará menos errores y datos más fidedignos.

Una vez que se han registrado los datos, comienza su procesamiento. Esto incluye las funciones de edición y codificación; la primera de estas funciones comprende el repaso de los formatos en los cuales se han recopilado los datos en relación con la legibilidad, la consistencia y su inclusión total, la segunda abarca ordenar la información de acuerdo a las categorías por respuestas o grupos de respuestas, con el fin de que puedan utilizarse numerales para representar las categorías.

Hay tres formas de análisis de dicha información, la primera de ellas denominada análisis univariado se refiere al examen de cada una de las variables por separado con el fin de lograr una descripción más concienzuda del grupo de datos; la segunda forma es la del tipo bivariado y permite relacionar dos variables a la vez y por último el multivariado, comprende el análisis simultaneo de tres o más variable. Tanto el análisis bivariado como el multivariado tiene el objetivo de ser explicativos.

Los resultados de la investigación se dan a conocer al gerente, mediante un informe por escrito y una exposición a manera de presentación, lo cual estará enfocado a presentar los resultados de forma sencilla orientados a cubrir las necesidades de información relacionadas con el problema que se quiere solucionar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...