¿Debería confiar en la nube para almacenar mis archivos?

La nube se convierte en el método más común en la actualidad para que protejamos nuestros archivos.

almacenar mis archivos

Trabajar en la nube es una de las decisiones que más se están extendiendo entre profesionales y empresas por igual en los últimos años. Los tiempos en los que íbamos de lado a lado con pendrives y memorias SD parecen prehistóricos y todavía es algo más lejano el tiempo en el cual usábamos disketes o CDs en los que grabar los datos importantes de nuestro negocio. Ahora todo se compone de la nube, ese espacio virtual que no podemos ver, pero en el cual podemos almacenar todo lo que necesitemos de una manera realmente sencilla.

La nube está por todas partes y aunque no nos lo parezca abarca tal cantidad de negocios y de servicios que podríamos decir que se ha convertido en uno de los principales motores de la actividad que se realiza en el mundo entero. Nosotros mismos usamos la nube para multitud de acciones en las que quizá ni siquiera pensemos, como el uso del correo electrónico o la reproducción de contenidos digitales en streaming.

A la hora de plantearnos si confiar en la nube para almacenar nuestros archivos sí que tenemos que pensar bien lo que significa que nuestros documentos y archivos estén guardados en un lugar del cual no tenemos absoluto control. ¿Nos podemos fiar?

Actualmente hay muchos servicios que ofrecen almacenamiento en nube y en parte el nivel de confianza que vamos a desarrollar por ellos dependerá del bagaje que tenga la empresa y de las críticas que haya recibido por parte de otros usuarios. Empresas del estilo de Apple, Amazon o Microsoft son entidades que destilan confianza por los cuatro costados, pero después hay otros servicios en nube que tienen menos autoridad y que sí nos hacen plantearnos seriamente si deberíamos almacenar todos nuestros archivos en ellos.

Dicho esto, es cierto que sobre la nube seguimos teniendo un control virtual que requiere conexión a Internet, aunque en contraposición a esto puede ser accesible desde cualquier lugar. Aún así, lo mejor que podemos hacer en todo momento es mantener un doble almacenamiento de nuestros archivos. Por un lado deberíamos tenerlos en la nube para que estén protegidos ante cualquier tipo de situación adversa. Pero por otro no estaría mal que también estuvieran almacenados en nuestro disco duro, a fin de seguir teniendo control sobre ellos por si llegase a ocurrir algo en la nube. Por lo general la nube ofrece la máxima seguridad y no se producen incidentes, pero nunca se sabe lo que puede llegar a ocurrir bajo determinados conflictos.

Foto: Tumisu

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...