Consejos para iniciar un podcast sin invertir demasiado

Si hemos pensado en debutar en el sector de los podcast nos vendrán muy bien una serie de consejos fundamentales.

Hacer podcast

En nuestra búsqueda de métodos para dar a conocer nuestro negocio y triunfar posiblemente se nos haya pasado por la cabeza la idea de iniciar un podcast. No es una mala idea, dado que actualmente es un tipo de contenido que tiene mucha popularidad y que está llegando a todo tipo de usuarios. Pero la gran pregunta es ¿cómo dar forma a ese podcast sin tener que invertir un gran volumen de dinero? ¿cómo hacerlo fácil y barato para que al menos reciba cierto apoyo y que poco a poco pueda ir creciendo? Esas son las preguntas a las que vamos a responder en este artículo.

Vamos a comenzar poniéndonos a prueba a nosotros mismos. A veces hay cosas que suenan muy bien en nuestra cabeza, pero que después terminan siendo un auténtico fracaso cuando las ponemos en marcha. Con los podcasts puede ocurrir esto, así que lo primero será ponernos a prueba y ver qué opinamos nosotros de lo que hacemos. Para ello grabemos una simulación de podcast y cuando la terminemos escuchemos para ver qué nos parece. Es importante que seamos críticos con nosotros mismos y que valoremos bien una cosa: ¿nos gusta escucharnos? ¿opinamos que tenemos cierta gracia y que habría personas con ganas de vernos? Eso es clave para seguir adelante.

Por supuesto, no vais a sonar perfectos, quizá os falte preparación y mucha experiencia, pero la idea es tener un mínimo de confianza en aquello que vamos a hacer.

¿Ya estamos convencidos de lo que vamos a hacer? En ese caso lo siguiente es ponernos a buscar inspiración y referencias. Y lo mejor en este sentido es escuchar otros podcasts. No necesariamente tienen que tratar del mismo tema del que nosotros vayamos a hablar. Lo que buscamos es familiarizarnos con los podcasts, sentirnos más libres en este tipo de trabajo y que ganemos un poco de flexibilidad. Para eso viene muy bien escuchar otros programas y tomar ideas poco a poco de cada uno de ellos. Nosotros os recomendamos que no hagáis una copia de un programa que hayáis escuchado, sino que busquéis vuestra propia vuelta de tuerca al mundo de los podcast. Para ello seguro que necesitáis invertir un poco de tiempo, pero el resultado os prometemos que os encantará.

Podcast

A continuación pensemos en el equipamiento. Estamos empezando y todavía no sabemos si nuestro podcast durará tres meses, seis meses o seis años. Por eso no tenemos que hacer una inversión bestial tirándonos a la piscina. En lugar de eso compremos un micrófono económico. Se recomiendan modelos como el iRig, con el cual podemos conectarlo al móvil y acabar con facilidad el proceso de configuración del equipamiento. Más adelante ya invertiremos lo que necesitemos en mejorar nuestro equipo dependiendo del éxito que tengamos con el podcast o de las previsiones que nos hayamos planteado para el mismo.

El siguiente paso es la edición del vídeo. Como emprendedores estamos acostumbrados a sacarnos nosotros mismos las castañas del fuego, pero también nos hemos habituado en ciertos momentos a tener personas que nos ayudan y nos echan una mano con ciertos trabajos. Un podcast requiere una regularidad y el hacer las cosas de una forma específica para que nuestro público disfrute de un tipo de programa estable. Por ello lo mejor es intentar cubrir la edición del programa por nuestra propia cuenta. Algunas herramientas recomendables para ello son Soundtrap y Audacity. Ya os avisamos que vais a necesitar cierto tiempo para habituaros al uso de estos programas, pero es uno de los requisitos para que podáis tener vuestro podcast y sentiros a gusto con él cada vez que hagáis una grabación. Una vez aprendáis a usar los programas ya será cuestión de repetir y repetir, así como de seguir intentando hacerlo mejor cada vez que los utilicéis.

Pasado este punto significará que ya podemos grabar, que ya sabemos cómo editar y que estamos a un paso del lanzamiento. Por lo tanto ahora necesitamos cubrir necesidades básicas. Por ejemplo, elegir un nombre del podcast, definir un logo, una imagen, una canción de entrada, crear la web… En general, pasos que no requieren una complicación ni inversión enorme, pero que se tienen que hacer porque es lo mínimo que se espera de la presencia de este tipo de contenido en la red. Como decíamos antes, es mejor hacerlo nosotros mismos, pero en última instancia siempre podemos recurrir a otras plataformas.

Antes de terminar, porque con esto ya estaréis volando en vuestro camino en los podcasts, comentemos dos aspectos. El primero: quizá es bueno que busquéis un co-presentador, al menos si no os sentís muy seguros trabajando en solitario. El segundo: que intentemos traer algunos invitados para que los podcast que grabemos tengan un atractivo especial y terminen convirtiéndose en un éxito entre nuestros seguidores, siempre buscando nombres relevantes de nuestro sector.

Foto: StockSnapmaurosegura

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...