Aprender inglés, el idioma de los negocios

En este post os hablamos sobre la necesidad de aprender inglés comercial, un aspecto específico del idioma que nos permitirá mejorar nuestra comunicación en la relación con clientes, empresas… del extranjero, con posibles mejores resultados para nuestra vida profesional.

Las grandes empresas utilizan el inglés para comunicarse

Las grandes empresas utilizan el inglés para comunicarse

Son muchas las motivaciones que nos pueden llevar a aprender un idioma. Refiriéndonos a cuestiones económicas, nuestro tema preferido en Barandilleros.com, cabe decir que el inglés se mantiene hoy en día como la principal vía de comunicación para los negocios, tanto de pequeñas y medianas empresas que tienen relación con el extranjero como de las grandes multinacionales. No es de extrañar que muchas personas se decidan a aprender inglés en el extranjero con los cursos de Aulaingles.es, solicita más información. Con ello pueden mejorar también su vida profesional y aumentar sus ingresos gracias a una mejor comunicación.

En efecto, la llamada lengua de ‘Shakespeare’ va mucho más allá de la literatura y supone un idioma esencial para cualquier operación económica. Bolsa, transacciones, acuerdos entre empresas, negociaciones, todo y más tiene al inglés como principal canal para comunicarse.

El conocido inglés comercial, inglés de negocios o Business English es uno de los reclamos más pedidos por muchos grandes y pequeños empresarios, estudiantes de economía, empresariales y otros perfiles de profesional que necesitan conocer este aspecto específico del inglés para su vida laboral, para su día a día entre números.

Alrededor de este concepto existen multitud de expresiones, nombres, palabras técnicas, etc,. que deberemos saber, de las cuales en este post os podemos ponder algunos ejemplos. Si empezamos por los sustantivos encontramos palabras clave. Por ejemplo, ¿cómo mantendremos una conversación con un cliente si no sabemos decir en inglés sustantivos como factura (bill), anuncio-publicidad (advertisement), crecimiento (growth), mejora (improvement), pago (payment), éxito (success), empresa (factory-company) o cliente (customer)? En un aprendizaje inicial, contar con un pequeño glosario de sustantivos como los citados u otros esenciales para cualquier conversación acerca de cuestiones económicas resultará esencial para establecer una buena comunicación con nuestro cliente, colega de profesión, jefe o auditor.

A medida que conocemos el vocabulario básico, que no es poco, debemos ir aproximándonos a la construcción de frases más complejas, para lo cual también necesitaremos verbos muy relacionados con la acción económica. Así, conjugaciones verbales con términos como ‘permitirse pagar’ (afford), autorizar (authorize), construir (build), romper (break), decrecer-disminuir (decrease), poseer (owe) u ordenar (order), por ejemplo, son acciones esenciales que debemos saber transmitir.

Otra de las grandes necesidades se encuentra en la llamada correspondencia comercial. Nos referimos a todas las cartas, emails, fax… que debemos enviar a lo largo del día a empresas o clientes extranjeros en el que el inglés, nuevamente, es la forma de entenderse. Como en cualquier carta, email… con clientes, existen muchos formalismos que debemos conocer para saber comunicarnos adecuadamente. Imaginad que tratamos de tú o le decimos simplemente ‘Hasta luego’ a un cliente muy relevante, o al director de una gran multinacional. Saber expresarnos con un ‘atentamente’ puede ser un aspecto que no pasa de ser un detalle del contenido de la carta pero una formalidad muy relevante a la hora de dirigirse a un cargo importante o a un cliente.

No es lo mismo empezar una carta diciendo «Sobre su anuncio quiero decirle que…» al lado de «Después de observar con detenimiento su anuncio considero que…», existe una gran diferencia ¿verdad? O, por ejemplo, dirigiéndonos a un deudor, no es lo mismo decirle «Queremos decirle que nos debe x euros desde el mes pasado» a «Recientemente le escribimos para comunicarle un impago con nuestra empresa de x euros, con lo cual nos dirigimos nuevamente a usted…». Ciertamente, la formalidad en el lenguaje comercial es básica.

Existen muchos cursos de inglés comercial que nos ayudarán a mejorar este tipo de cuestiones. Lo más recomendable, a nuestro parecer, es realizar un curso de inglés de negocios en el extranjero, en algún país de habla inglesa donde, además de mejorar nuestro inglés en conjunto, podremos ahondar en términos específicos más propios del inglés para las relaciones comerciales en nuestra vida laboral.

Permaneciendo unas semanas o meses en países con los que tendrás que contactar para cuestiones comerciales será mucho más fácil habituarte a su inglés y a las cuestiones técnicas y expresiones más propias del lenguaje comercial. Otra opción interesante es conseguir una beca o hacer una estancia de prácticas en una empresa en el extranjero, algo que sin duda te reportará muchos conocimientos sobre el idioma en los términos más comerciales.

Aulaingles.es, una opción para aprender inglés en el extranjero

Aulaingles.es, una opción para aprender inglés en el extranjero

Refiriéndonos a los estudios de inglés en el extranjero, en países de habla inglesa, resulta interesante la oferta de Aulaingles.es. Cuentan con diferentes modalidades de estudios en el extranjero con un total asesoramiento desde su sede en Madrid, y con cursos que van mucho más allá del aprendizaje exclusivo del idioma. Además, si realizas un curso de inglés comercial, siempre puedes combinarlo con uno para perfeccionar tu inglés en conjunto. Actualmete Aulaingles.es cuenta con un curso de inglés para adultos con aula inglés que se iniciará en octubre en la bonita localidad de Torquay, al sur de Inglaterra, con dos semanas de duración en las que, por 600 libras, se incluyen 15 horas de inglés por semana, con una media de 12 alumnos y las mejores condiciones tecnológicas y alojamiento con una familia.

Además, el curso se complementa con una excursión de un día y una de medio día por semana y con tres tardes de actividades deportivas y culturales por semana. Sin duda, se trata de una buena oportunidad para mejorar tu inglés y probar tu conversación con autóctonos en las diversas actividades propuestas y con la propia familia anfitriona. Con este aprendizaje, y profundizando algo en el inglés comercial, no deberías tener ningún problema para mantener una comunicación fluída con tus clientes una vez vuelvas a la oficina. Además, piensa que siempre se puede dar el caso de que te destinen a otro país a trabajar, o que tengas que realizar viajes frecuentes, algo que te obligará a dominar a la perfección el idioma.

Foto: Acto Microsoft por MSDPE 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...