Valores: Colocación y Costes

colocacion-valores1.JPGCuando la empresa ha completado ya todo el proceso de organización administrativa y cuenta con los requisitos tanto de capital como legales y administrativos se enfrasca en la fase de venta o colocación de las acciones en el mercado, esta es la fase previa antes de la aparición de la compañía en la lista de negociación, para ello es recomendable un asesoramiento permanente por parte de alguna Sociedad o Agencia de Valores y Bolsa, un profesional asesor bursátil o según el tamaño de la firma, de entidades financieras con redes de oficinas nacionales.

Por lo general las empresas lo que buscan al ingresar en Bolsa es obtener dinero fresco, que colabore con el financiamiento y ayude a conseguir una liquidez necesaria para afrontar el crecimiento y los proyectos necesarios para que este crecimiento se lleve a cabo; es algo así como la metamorfosis de la compañía, pasa de ser una empresa pequeña a convertirse en una mayor con participación más activa en el mercado y en la economía nacional.

Como primer punto relacionado con el planteamiento anterior vamos a enfocarnos en el proceso de colocación de acciones con la idea de efectuar un proceso de ampliación de capital para ejecutar algún proyecto aprobado por los socios de la empresa; mediante este proceso los accionistas renuncian al derecho preferente de suscripción, pero se obtienen recursos frescos para el financiamiento del proyecto; para lograr este propósito se efectúa un procedimiento denominado Oferta Pública de Suscripción (OPS); Es decir, se venden los derechos de suscripción y los inversores suscriben inmediatamente la ampliación aportando, por lo general, la prima correspondiente.

Por su parte si lo que los socios de la empresa buscan es la captación masiva de fondos junto a una diversificación del accionariado, la colocación de acciones debe ser pública, lo que se conoce como Oferta Pública de Venta (OPV). Este objetivo de diversificación puede resultar reforzado por las normas de prorrateo, en el caso de producirse una sobre demanda de los títulos, de modo que se propicie la entrada de accionistas minoritarios, los cuales fomentarán un clima empresarial estable, ya que mientras tanto la administración de la empresa obtenga buenos resultados para ellos, estos seguirán votando a favor de las políticas de la empresa.

Determinación del Precio de la Acción.

Pero que debemos hacer para motivar a los inversores a comprar nuestras acciones o ¿cuál debiera ser el precio de colocación adecuado?, este segundo punto tiene una relación íntima con el anterior y es el componente esencial para determinar el éxito tanto de una Oferta Pública de Suscripción como una de Venta. Este proceso de colocación y asignación del precio esta dado por un proceso profundo de análisis dentro de la empresa que debe incluir la proyección de resultados, la valoración estratégica de la empresa y la situación del mercado de valores; asimismo tiene que ver mucho con el diagnóstico del sector en la cual nuestra compañía compite y más aún si estas empresas ya tienen en el mercado bursátil títulos colocados y se encuentran cotizando con la consiguiente promoción que esto significa en la mente de los inversores. En consecuencia debemos considerar dos características del precio que determinaran el éxito de nuestra colocación: primero ser competitivo y segundo mostrarse atractivo.


Muchas veces el precio óptimo no tiene porqué coincidir con el que se ajusta exactamente al diseño financiero de la operación y en su determinación deberán considerarse factores como, por ejemplo, la imagen externa de la compañía, la marca, el tipo de producto que se ofrece, sin olvidar que épocas de evolución bursátil positiva permiten la fijación de un precio de venta algo más elevado. Por lo general en las colocaciones de acciones que se efectúan en España, se establece un precio basado en el cálculo de un punto de equilibro basado en un parámetro máximo y mínimo el cual, una vez cerrado el periodo especulativo de demanda / oferta, fija el precio definitivo de colocación de las acciones. Los precios también pueden ser fijados de forma segmentada en función de los distintos tipos de inversores que se deseen motivar a que compren nuestros valores y que formarán parte de nuestro capital; así es factible determinar un precio para los inversores institucionales, otro para los inversores minoristas, otro para los extranjeros e incluso otro distinto para los empleados activos y jubilados que quieran participar en los resultados de la compañía.

Costes de Colocación.

colocacion-publicidad.JPGLos costes derivados de la cotización y colocación de valores en Bolsa por parte de una empresa son por lo general variables. Los más comprometidos con el proceso son los gastos en publicidad (se ubican entre el 1 % y 20 % de las comisiones totales) , que pueden oscilar desde el simple cumplimiento de la obligación legal de la publicación de anuncios en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME), hasta despliegues publicitarios en distintos medios de comunicación especializados en el devenir financiero y bursátil; ya que como comprenderán es necesario comunicar en estas publicaciones especializadas nuestra Oferta Pública para así motivar a los inversores.

Adicionalmente a estos gastos que podríamos llamar iniciales, se agrega la Comisión de Dirección, Comisión de Aseguramiento y Comisión de Colocación que en conjunto son las de mayor importe. Las Bolsas cobran también por sus servicios a esto se le denomina Canon de Admisión de Valores a Negociación; sin embargo este gasto si es de naturaleza fija y oscila alrededor de 1,100 Euros contemplando los servicios de examen y tramitación del expediente de admisión.

Ahora si la acción permanece en Bolsa, también debe pagar un Derecho de Permanencia, este canon resulta de aplicar en el caso de valores nacionales de renta variable, el porcentaje de 0,045 por mil sobre su capitalización bursátil al primer día hábil del ejercicio, para los extranjeros se obtiene de aplicar el 50 por ciento de los cánones anteriormente indicados, aplicándolos sobre la capitalización bursátil al 1 de enero, de los valores que en esa fecha estén incluidos en el sistema de liquidación español.

En este post les he trasmitido una idea de que deben considerar una vez estén preparados para colocar sus valores; sin embargo no quiero dejar de indicarles que los costos del Sistema Bursátil Español están entre los más bajos de la Unión Europea e inclusive a nivel mundial son considerados bastante competitivos, es por ello que considero al Mercado Bursátil de España como uno de los más atractivos, sumando a esto el repunte de las diferentes Bolsas españolas debido a factores como la caída del mercado inmobiliario, presentan un interesante panorama para que las empresas se incluyan en este sistema y presenten sus alternativas al posible inversor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...