Uber se mete de lleno en el negocio de los coches autónomos

Los coches autónomos entrarán en el circuito de Uber para ofrecer un nuevo servicio a sus clientes.

Volvo y Uber juntas

Dentro de las distintas novedades que ha presenciado el sector de los coches en los últimos años, la existencia de los coches autónomos se ha convertido en una de las más importantes. Son muchas las compañías del sector de la tecnología y la electrónica que han llegado a acuerdos para fabricar vehículos inteligentes y dotarlos con las mejores piezas de última generación del mercado.

Sin ir más lejos Uber y Volvo ya se unieron en 2016 para llevar a cabo esta iniciativa y ahora un año después Uber quiere hacer una apuesta firme en este sentido y le ha pedido a la firma de automóviles que fabrique 24000 unidades para lanzarlas al mercado como coches de conducción autónoma.

Así lo ha hecho saber la marca de automóviles a través de un comunicado oficial en el que se explicaba la cantidad que Uber les había ordenado fabricar así como los plazos de entrega de estos coches, cuya fecha oscila entre 2019 y 2021.

En este caso Uber se ha decantado por el modelo SUV Volvo XC90, que también utilizó para la primera remesa de prueba que se llevó a cabo para la creación de automóviles inteligentes. Aunque el grueso de la fabricación va a correr a cargo de Volvo, será la propia Uber quien dote a estos vehículos de un software y un hardware propios para ofrecer a los usuarios un coche con mayor autonomía. La compañía se ha decantado por este tipo de vehículos debido a que afirma que en un futuro serán mucho más cómodos y rápidos y además supondrán un ahorro respecto a los salarios que piden los conductores que actualmente se encuentran en plantilla.

En cualquier caso, esta nueva noticia llega dentro de un contexto cargado de polémica, puesto que Uber tiene varios frentes abiertos en relación a la fabricación de sus coches autónomos. El primer pleito lo tiene con Waymo, ya que la empresa relacionada con Google afirma que Uber ha robado ideas comerciales y las ha utilizado para crear su propio vehículo de auto conducción. Un hecho que desde Uber se niega y aún siguen en juicio por todo ello. Uber también se llevó un duro revés al trasladar sus primeros vehículos a San Francisco para poder examinarlos, ya que el DMV de California sentenció que estos coches no eran legales y detuvo el suministro de los mismos durante un tiempo. Esto provocó que Uber tuviera que trasladarse a Arizona para poder seguir con su proyecto.

Foto:

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...