Riesgo Financiero: Algunos Consejos de buenas prácticas

El concepto de Riesgo financiero incluye la posibilidad de que los resultados financieros sean mayores o menores de los presupuestados y tienen que ver mucho con las estrategias que adopten los inversores en relación a los movimientos del mercado. El riesgo se relacionan directamente con la variabilidad de los mercados financieros y representa la pérdida potencial que se puede obtener por la inversión en activos en un futuro dado. Siempre esta determinado por la decisión que asume una de las partes que participa de la operación financiera, sea este un riesgo de cambio, de mercado, de crédito o de liquidez; su aceptación en mayor o menor nivel determina la cantidad de ganancias en la misma proporción, de ahí la premisa financiera de “a mayor riesgo, mayor ganancia”; sin embargo, no debemos tomarlo a la ligera, se deben establecer ciertas condiciones de manejo y administración; mejorando la calidad de la información utilizada para la toma de decisiones de inversión se obtiene su administración adecuada, esto permite agregar valor al accionista ya que nos lleva a identificar cuales son los negocios y operadores que están generando rentabilidad y cuantificar las máximas pérdidas esperadas, permitiendo a la empresa asignar el capital necesario para soportar estas operaciones, evitando así quiebras imprevistas.

La gestión adecuada y profesional del riesgo financiero en su empresa esta soportada sobre bases tecnológicas, profesionales y administrativas; por ejemplo es parte de este proceso el contar con sistema informáticos modernos, personal altamente calificado y establecer políticas y procedimientos de manejo de capitales e inversiones. Hay que tener en cuenta que todas estas disposiciones de gestión requieren de grandes esfuerzos y pre-disposición de los directivos de la empresa para su implementación.

Principios Básicos de una Buena Gestión de Riesgos:

Con el fin de efectuar una buena gestión de riesgos se debe primero cubrir los riesgos que tenga la empresa; dicha cobertura se puede lograr a través de tres elementos principales: la contratación de seguros, los cuales son mecanismos a través de los cuales reducimos el riesgo de perdida de la compañía, cuando un ente se asegura trasmite el riesgo al asegurador y por tanto reduce el suyo propio. El segundo elemento lo constituyen las operaciones de cobertura (Forward), en las operaciones de cobertura se asume un riesgo para compensar otro, este tipo de negociación está representada por los contratos a plazo , futuros y permutas financieras; en todos ellos su valor esta determinado por el valor de otro activo. Por último se cuentan las permutas financieras (Swap), las cuales son operaciones de intercambio de cantidades de dinero en fechas futuras a tipos diferentes de interés, la empresa asume deuda a interés fijo y obtiene rentabilidad a interés variable, de esta manera diversifica su riesgo; por ejemplo por este sistema, se puede asumir deuda a interés fijo y prestar a interés variable, con lo cual se reduciría el riesgo inherente al préstamo.

Formas de Minimizar el Riesgo.

Debemos considerar que la única manera de cubrir y reducir riesgos, es trasladarlos de alguna manera a otro ente (por ejemplo en el caso de seguros se traslada a la compañía aseguradora), pero estas operaciones para que realmente sirvan a la empresa deben estar acompañadas con lineamientos estratégicos que proporcionen una ventaja competitiva en relación a su actuación en el mercado.

Amigo lector la primera y más común manera empleada para minimizar el riesgo propio, tal como lo habíamos señalado, es “proteger” nuestros activos mediante la contratación de seguros; estas operaciones disminuyen el riesgo de pérdida que pueden ocasionar factores externos a la empresa tales como desastres, incendios, robos, etc., permitiéndonos contar con un valor de reposición, es lo que se denomina y conoce comúnmente como salvaguarda del activo.

Otras maneras de minimizar el riesgo es evaluar la rentabilidad del negocio y de los recursos propios, así como los resultados obtenidos independientemente por cada unidad operativa. Esto permite diversificar el riesgo reservando capital de respaldo con base a estas consideraciones.

Para entender más claramente esta asunto del riesgo y como afecta el devenir financiero en nuestra empresa vamos a plantear un simple caso: “establecer una cobertura y gestionar el riesgo: el caso de la empresa Alquileres Maqui Sistema”. Maqui Sistema es una compañía que compra maquinaria para construcción y la alquila a empresas que estén realizando obras inmobiliarias de amplia cobertura y de periodos largos de ejecución, la finalidad de su negocio es recuperar el valor del equipo y en caso se presente la ocasión revenderlo al arrendatario al mejor precio de recuperación posible, como vemos es un típica operación de leasing.


Sucede que se presenta la ocasión de rentar una grúa a Construcciones Inmobiliarias Murcia por 8 años a razón 2 millones de Euros al año a la tasa de 12% anua; el problema es que en este momento Maqui Sistema no cuenta con la liquidez suficiente para adquirir la maquinaria que dicho sea de paso se encuentra a precio de ocasión, por lo que decide financiar la operación mediante deuda (asumiendo los riesgos inherentes a este tipo de operaciones).

Para resolver el caso y determinar el riesgo existente primero calculamos el Valor Actual (VA) de los flujos de caja:

riesgo-cuadro1.JPG

Procedemos a determinar como segundo paso la duración de los Ingresos, la cual esta relacionada con la volatilidad; es decir si dos activos tienen la misma duración, sus precios sufrirán los mismos cambios por el cambio en el tipo de interés, veamos el cuadro en excell:

riesgo-cuadro2a.JPG

La propuesta de la empresa Maqui Sistema Leasing es financiar el contrato con deuda a 1 año por 1.91 millones de Euros, y otra deuda a 6 años de 8.03 millones de Euros, ambas a una tasa del 12% anual.

Para determinar la cobertura debemos comparar la “duración” de los Ingresos con la “duración” de ambas deudas, para ello calculamos la duración de las deudas que en el caso de los 1.91 millones es 1 año, para la de 6 años será:

riesgo-cuadro3a.JPG

Se calcula también la duración de los pasivos (deuda) de Maqui Sistema Leasing, para determinar la cobertura …

1.91/9.94 x 1 + 8.03/9.94 x 4.6
0.192 x 1 + 0.81 x 4.6 = 3.9 años.

Comparando ambos resultados podemos apreciar, que tanto el arrendamiento (ingresos por alquiler) como el pasivo (deuda), tienen una duración de 3.9 años; por lo tanto ambos sufrirán los mismos efectos en caso de un cambio de interés, en consecuencia y como respuesta a la pregunta del caso la empresa Maqui Sistema Leasing no ganaría ni perdería si cambian los tipos de interés, esto de debe a que ambas duraciones en este caso son iguales por lo que la operación a pesar del riesgo asumido es factible.

En conclusión y como punto final debo señalar que la cobertura de riesgos es una operación financiera que reduce la posibilidad de déficit o de dificultades financieras funcionando a través de dos activos que se encuentran relacionados y se coberturan mutuamente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...