Operaciones de Arbitraje de Divisas

Las operaciones de Arbitraje consisten en adquirir un producto financiero en un mercado a un precio y revenderlo a otro mayor en un mercado diferente.

Las operaciones de Arbitraje son comunes en el mercado de divisas, encontraremos constantemente operaciones de este tipo que consisten en adquirir un producto financiero en un mercado a un precio y revenderlo a otro mayor en un mercado diferente. Como consecuencia de ello, se obtiene una igualdad en precios en todos los mercados.

En el caso del tipo de cambio, el arbitraje se origina cuando la tasa de cambio de un determinado país se encuentra desalineada en relación con su valor de equilibrio de largo plazo; por ejemplo si tomamos el caso de una apreciación del Euro, por citar una cifra tomaremos 100 dólares (a la tasa actual de cambio) y podemos ver que en nuestro país (España) compramos menos bienes con esta moneda que con estos dólares en el resto del mundo. Como consecuencia, las personas que poseen una moneda diferente y de menor valor a la nacional prefieren cambiar sus Dólares por Euros o en su defecto adquirir sus productos en el exterior con la moneda inicial (dólares). Pero por lo general sucede que de acuerdo al comportamiento del mercado, la tasa de cambio suele subir y al llegar a cierto nivel los precios de los productos son iguales en España como en el resto del mundo. Esto último representa un ejemplo de arbitraje.

En las operaciones cambiarias de arbitraje, lo que se hace es comprar una moneda extranjera y liquidar esa operación mediante el pago con otra moneda extranjera, es un tipo de operación cambiaria que se emplea con frecuencia en un mercado con situaciones restrictivas respecto de las importaciones o exportaciones, la idea es triangular operaciones con terceros países de tal manera de beneficiarse con la diferencia de cotización. Los bancos acuden a la adquisición de valores negociables en determinadas plazas en las que su precio resulte más conveniente de tal forma que se presente una compensación entre las cotizaciones de distintas plazas. Hay que tomar en cuenta que este sistema no implica riesgos ni movilización de capital.

El arbitraje se realiza, entre otras, con monedas, metales, títulos, obligaciones y cualquier otro género de valores negociables. Permite al sistema el establecimiento de una nivelación armónica, entre las cotizaciones en diferentes plazas o lugares, gracias a la intercomunicación de los mercados y sus instituciones, generando operaciones que pueden ser liquidadas al contado o a plazo. En el último de los casos, las fechas de vencimiento deben ser cumplidas a cabalidad por las partes que intervienen.

El arbitraje de divisas o cambiario es por lo general un contrato realizado ínter bancos, cuya función específica consiste en equilibrar las posiciones de cambio y compensar con divisas, de las cuales se poseen excedentes; eliminado de esta forma saldos negativos que puedan mantenerse en otras.

Características de situaciones de Arbitraje.

El hecho de que los tipos de cambio estén en línea la mayor parte del tiempo, facilita la organización de los centros cambiarios de los bancos.

Con costos de transacción, el tipo de cambio cruzado puede diferir del tipo de cambio directo. Los costos de transacción reducen la utilidad del arbitraje o la eliminan totalmente.

Para considerar los costos de transacción, es necesario tener en cuenta el diferencial cambiario entre el tipo de cambio a la venta y el tipo de cambio a la compra.

Tipos de Arbitraje.

Arbitraje de dos puntos: este tipo también se reconoce como arbitraje espacial, y su característica fundamental es aprovecha la diferencia de precios de la misma moneda en dos mercados o dos vendedores en el mismo mercado.

Por ejemplo si tenemos el caso de poseer un capital en Estados Unidos de 100’000,000 de Euros, el tipo de cambio en nuestro país (EEUU) es de 1.152 Euros por Dólar; necesitamos adquirir bienes inmovilizados en dólares en EEUU urgentemente con ese dinero, pero nos damos cuenta que en el mercado de Madrid el tipo de cambio es de 1.153 Euros por Dólar, ello conlleva a que se decida hacer una operación de arbitraje que consiste en “llevar” el dinero que tenemos a Europa; concretamente a España, plaza de Madrid para cambiar nuestra moneda a ese tipo de cambio favorable, el resultado de esta operación se traduce como sigue:

Si cambio la moneda en EEUU, tendré: 100’000,000 Euros x 1.152 = 115’200,000 dólares.
Al cambiar la moneda en España (Madrid) tendré: 100’000,000 Euros x 1.153 = 115’200,000 dólares.
La diferencia es el resultado de la operación de arbitraje a dos puntos, la cual resulta en una ganancia de cambio bruta de 100,000 Euros.

Eso sí debo dejar claro que estas operaciones de arbitraje sólo funcionan bien con grandes sumas de dinero, sino simplemente hagan la prueba con unos 50,000 Euros y verán que la diferencia no es demasiada y no justificaría el costo en viáticos y demás.

Por otro lado el segundo tipo de Arbitraje consiste en un sistema de tres puntos (lo que significa tres plazas de mercado distintas). Llamado Arbitraje triangular, involucra tres plazas y tres monedas; la idea es que para que sea lucrativo, el tipo de cambio directo debe ser diferente al tipo de cambio cruzado o lo que significa que los tipos de cambio no deben estar alineados. En este arbitraje, si la vuelta completa en una dirección provoca una pérdida, la vuelta en el sentido contrario genera una utilidad.

Bueno la verdad a mí particularmente me gustan los ejemplos, así creo que entendemos como funcionan las cosas de una manera práctica y sencilla. Supongamos entonces que tenemos tres plazas: Londres, Nueva York y Madrid. En la primera el tipo comprador es 109,590 Yenes por Dólar, en Londres el tipo vendedor es de 180,000 Yenes por Libra Esterlina; mientras que en Nueva York es de 1,677 dólares por Libra Esterlina.

Suponemos que tenemos 100’000,000 de Yenes y los cambiamos primero en Londres a Libras Esterlinas, obtendremos 556,556 Libras Esterlinas, las cuales a su vez las cambiamos en Nueva York al tipo de 1,677 dólares por Libra Esterlina obtendremos 931,667 dólares. Hasta aquí hemos obtenido una ganancia intrínseca apenas perceptible; sin embargo una vez que efectuamos la operación final de Arbitraje a tres puntos y cambiamos la moneda en Madrid, obtendremos 102’101,386, lo que significa una ganancia de 2’101,386 Yenes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 2,25 de 5)
2.25 5 4
Loading ... Loading ...