Mercado de Divisas y Tipo de Cambio

mercadodivisas1.JPGEntre todos los tipos de mercado uno de los más activos del mundo es el Mercado de Divisas o Forex (foreign exchange o intercambio de monedas extranjeras); la palabra divisa esta relacionada con la moneda como unidad de intercambio, esta se comercializa en el Mercado de Divisas, el cual es un marco organizacional dentro del cual los bancos, las empresas y los individuos compran y venden monedas extranjeras de acuerdo a las variaciones en el tipo de cambio. El Mercado de Divisas incluye la infraestructura física y las instituciones necesarias para poder negociar diversas monedas y es en la actualidad un mercado en el cual el valor de las transacciones diarias supera el orden de los miles de millones de dólares. Mediante los mercados de divisas no sólo se cambian unas monedas por otras sino también se transfieren fondos o poder adquisitivo de un país a otros. En otras palabras están estrechamente vinculadas a los mercados de capitales internacionales.

Los entes participantes de este mercado de intercambio de divisas son los agentes de moneda extranjera bancarios y no bancarios conocidos como dealers, las empresas e individuos particulares, los arbitrajistas y especuladores y bancos centrales y gobiernos. Un mercado de divisas moderno tiene características particulares que lo hacen ágil e intuitivo, partícipe de los bruscos cambios de las economías actuales y con influencia global; su modo de operación es continuo, descentralizado y electrónico acorde con las nuevas tecnologías.

Entre las funciones que debe tener este tipo de mercado están el poder transferir poder adquisitivo entre países, proporcionar instrumentos y mecanismos para financiar el comercio y las inversiones internacionales y ofrecer facilidades para la administración de riesgos y especulación.

Algo muy importante a considerar mercadodivisas2.JPGy que realmente es el motor de este tipo de lugares de intercambio financiero es el tipo de cambio el cual está relacionado con el precio de una moneda en términos de otra, en términos europeos se expresa como la cantidad de moneda extranjera por dólar americano; mientras que en el mercado de los EEUU se expresa como la cantidad de dólares por moneda extranjera. Esta variable implica la existencia de una oferta y una demanda de divisa que se determina en el mercado cambiario y que se negocia en el Mercado de Divisas según la oferta y demanda de los países.

Esta oferta y demanda de moneda y que regula el tipo de cambio se controla a través del diferencial cambiario, que viene a ser la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta de una moneda cualquiera; este depende del volumen de negociación de la moneda, la variabilidad del precio de la moneda en el corto plazo, la frecuencia de asaltos bancarios y falsificaciones y el grado de competencia. Esta variable denominada tipo de cambio real (o bilateral) de un país (país local) respecto de otro (país extranjero) es el precio relativo de los bienes del país extranjero expresados en términos de bienes locales; matemáticamente hablando este tipo de cambio viene dado por: e = (E x P*) / P
siendo:
e: tipo de cambio real
E: tipo de cambio nominal.
P*: deflactor del PBI del país extranjero.
P: deflactor del PBI local.

Entonces, las variaciones del tipo de cambio real pueden deberse a variaciones en el tipo de cambio nominal como a variaciones en los precios de los bienes extranjeros, o a variaciones el los precios de los bienes locales.


Internacionalmente hablando, es decir en el manejo de las finanzas globales, el tipo de cambio equilibra la Balanza de Pagos; la revisión de la Balanza de Pagos y sus componentes explican las razones de la apreciación del tipo de cambio nominal; y el comportamiento del dólar frente a las principales monedas del mundo, EURO y YEN, explican los movimientos en el tipo de cambio real multilateral; tan es así que una mejora en los términos de intercambio presiona el tipo de cambio a la baja, la reducción sistemática de las reservas monetarias internacionales indica la sobrevaluación de la moneda nacional. Por el contrario un déficit en la cuenta corriente presiona el tipo de cambio al alza. El equilibrio de estos factores esta regulado por la intervención en el mercado cambiario de los bancos centrales, esta intervención solo tiene sentido si las perturbaciones que provocan el desequilibrio en la balanza de pagos son transitorias; hay que tener en cuenta este punto debido a su importancia radical, ya que una devaluación, acompañada de políticas restrictivas por parte del Estado, puede desviar tanto la demanda interna como la externa hacia los productos nacionales acelerando la inflación y provocando recesión sin reducir el déficit en la cuenta corriente.

Otro asunto importante relacionado con este tema es el que tiene que ver con las cuatro teorías que relacionan los tipos de interés con los tipos de cambio a plazo, al contado y con las tasas de inflación. Estas son importantes ya que determinan las relaciones existentes entre estas variables. La primera de ellas relacionada con la teoría de la paridad del tipo de interés es la que relaciona las tasas de interés con los tipos de cambio a plazo, establece que la rentabilidad entre dos monedas, debe ser igual considerando tasas libres de riesgo. Por su parte la teoría de las expectativas de los tipos a plazo, relaciona los tipos de cambio a plazo con la tasa de cambio esperada, el diferencial entre el tipo a plazo y a contado es igual al cambio esperado en el tipo al contado. Una tercera teoría que se refiere a la paridad del poder adquisitivo, postula que la diferencia en las tasas de inflación esperadas, debe igualarse a la variación en la tasa de cambio al contado y esta relacionada con la Ley del Precio Único que señala que bienes idénticos deben tener el mismo costo en los diferentes países. Por último la teoría del equilibrio del mercado de capitales considera que los inversionistas buscan llevar sus capitales a los países donde la rentabilidad real sea mayor, en teoría las rentabilidades reales entre los países son las mismas y las diferencias en las tasas de interés son iguales a las diferencias en las tasas de inflación esperadas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...