Los «hedge funds» tóxicos se esfuman de la Bolsa española

Los hedge funds tóxicos abandonan el mercado español ante las pocas perspectivas de negocio especulativo a corto.

¿Qué pasa cuando una bestia yace muerta en medio de la sabana? Seguramente en poco tiempo será pasto de los animales carroñeros. Si la presa es desechada por algún gran depredador, pronto será devorado por buitres o cuervos, y cuando no queda prácticamente nada del cadáver, moscas, escarabajos y otros insectos darán buena cuenta del festín, hasta reducirlo a materia orgánica inerte que se confundirá con el paisaje. En la naturaleza los carroñeros forman una parte inherente del reciclaje de la materia orgánica, y sin ellos el ciclo de la vida quedaría truncado.

Del mismo modo, en los mercados existen “carroñeros” capaces de aprovechar la mejor oportunidad ante la mínima debilidad de los mercados. Operan en todo tipo de ambientes, desde el  mercado de divisas hasta el de  materias primas, pasando por la apetitosa deuda pública. Pueden hacer tambalear a gobiernos e instituciones apostando contra ellos y especulando con tino. Se les suele llamar ‘hedge funds tóxicos’, y son los causantes de la desestabilización de  mercados de capitales y bolsas de medio mundo. Nadie está a salvo de ellos, ni siquiera las empresas más solventes, como BBVA, Iberdrola o Inditex. Sin embargo, parece que, pese a la fuerte desestabilización provocada por la deuda griega, las condiciones no son tan extremas para el parqué español, y la volatilidad pierde fuelle, con lo que los carroñeros deciden plegar velas y volar hacia otros parajes, quizás en busca de climas más turbulentos que propicien la captura de presas moribundas más fáciles de capturar.

BBVA, una de las entidades objeto de los hegde funds tóxicos

Sin duda, una bocanada de aire para las principales cotizadas del IBEX35. Aunque enriquecerse a costas de la caída de la Bolsa española todavía es posible, el caldo de cultivo es menos apetitoso para los hedge funds tóxicos, quienes, además deberían informar a la CNMV por posiciones cortas que superen en 0,2 por ciento de cualquier cotizada española.

Los últimos datos del IBEX llaman al sosiego. En 15 valores del parqué, las tendencias bajistas han retrocedido en lo que va de año, en 11 han aumentado y en 9 se han mantenido sin variaciones.  Aun así, el mercado ha registrado a siete valores que han aguantado las embestidas especulativas: Santander, Telefónica, Criteria, Enagás, Endesa, Iberdrola Renovables e IAG,  aunque ninguno de ellos ha padecido un ataque individual superior al 0,2% del capital. En otros cuatro valores, las posiciones cortas han descendido tan significativamente que han llegado a desaparecer, según las últimas informaciones ofrecidas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Estas son BBVA, Inditex y Ebro Food, que han liquidado los ataques a corto.

Así pues, no hay motivos por los que alarmarse, los carroñeros alzaron en vuelo hacia tierras más yermas, a ecosistemas más extremos, donde sólo los animales más fuertes pueden sobrevivir, y donde los más débiles no tienen más remedio que vagar moribundos a la espera del trágico desenlace, un caldo de cultivo del que sacarán el mayor provecho hasta agotarlo, y entonces volverá a emprender su viaje, quien sabe, quizá de vuelta a nuestros lares.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...