El bloque azul gana las elecciones en Dinamarca tras el subidón de la extrema derecha

La derecha consigue el 52,3% en los comicios generales del país nórdico, con el ultraconservador Partido Popular como primera fuerza del bloque azul.

dinamarca

El calendario electoral sigue su curso y tras los comicios generales de Finlandia y Reino Unido el pasado jueves le llegó el turno a otra gran potencia europea, Dinamarca. La cita estaba marcada como un duelo muy igualado entre el bloque rojo (progresista) y el azul (conservador), que en 2011 ya protagonizaron una de las elecciones más reñidas que se recuerdan (con una diferencia entre ambos bloques de apenas un 0,6%). En esta ocasión, la fortuna ha sonreído a las formaciones de la derecha.

La primera ministra Helle Thorning-Schmidt ha conseguido la victoria en las urnas al frente del Partido Socialdemócrata, mejorando ligeramente los resultados de 2011 al hacerse con el 26,3% de los votos. No obstante, la suma de las fuerzas de la izquierda se ha quedado con el 47,7% de los sufragios, retrocediendo conjuntamente tres puntos respecto a las pasadas elecciones. El mayor correctivo se lo han llevado el Partido Social Liberal, aliado de los socialdemócratas durante los últimos cuatro años de gobierno, que pasa del 9,5 al 4,2%.

En el otro bando, el bloque azul también ha sufrido una considerable variación en comparación con 2011. En este caso, se ha producido un relevo en el liderazgo de la derecha, que pasa del Partido Liberal (19,5%) al Partido Popular (21,1%). Lo llamativo del asunto es que Dinamarca parece seguir los pasos de Noruega en 2009, cuando la extrema derecha se convirtió en la segunda fuerza del país. Es de esperar que las fuerzas conservadoras consensúen un gobierno de coalición, no estando nada claro quién lo encabezará.

La situación económica de Dinamarca no parecía, a priori, indicativa de un próximo cambio de gobierno. La tasa de paro es del 6,3%, la deuda pública alcanza el 45,2% del PIB, el salario medio asciende a 53.319 euros y el país detenta la máxima calificación crediticia en todas las agencias de rating. En cualquier caso, Dinamarca ha virado a la derecha (beneficiando especialmente al partido más radical) por las tensiones motivadas por la inmigración.

Vía: Deutsche Welle.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...