Demócratas y republicanos agudizan sus diferencias en un momento clave

Los republicanos se niegan a apoyar un aumento del techo de deuda sin el cual los EEUU podrían declararse en suspensión de pagos.

obama

La legislatura 2009-2013 no fue especialmente plácida para Barack Obama. Aupado al poder como símbolo de una nueva forma de hacer política y de entender el papel de los Estados Unidos en el mundo, la crudeza de la realidad no tardaría en hacerse notar. De entrada, el nuevo presidente recibía un país en plena crisis de las hipotecas subprimes y con el colapso de Lehman Brother’s a escasos meses de distancia. Y por si los asuntos internos no eran lo suficientemente graves, Norteamérica seguía metida de lleno en el avispero iraquí.

El presidente trató sin embargo de llevar a cabo su programa más social con el que contentar a buena parte del electorado demócrata mientras la economía seguía hundiéndose. La reforma sanitaria se convirtió rápidamente en el principal caballo de batalla del presidente. Un reforma tan ambiciosa y de tanto significado que se granjeó incluso el rechazo de senadores y congresistas del Partido Demócrata. Para colmo de males, la victoria republicana en el Congreso en 2010 amenazaba con paralizar por completo los planes del presidente. Finalmente, el Senado y el Tribunal Supremo respaldaron por la mínima la polémica reforma.

Tres años más tarde, Obama vuelve a encontrarse a merced de la artillería republicana. En esta ocasión, lo que planea sobre el ambiente es ni más ni menos que la suspensión de pagos. En el mes de abril se aprobaron unos presupuestos de emergencia que buscaban contentar a todas las partes a la espera de concretar un acuerdo de mayor calado. Cinco meses después, las cámaras deberán volver a pronunciarse sobre si autorizan o no al Gobierno a elevar el techo de deuda. En caso de no hacerlo, el Gobierno podría quedarse sin fondos.

Los republicanos son conscientes de la debilidad del presidente y no han dudado en vincular su apoyo a la retirada de la reforma sanitaria (bautizada como “Obamacare”). Obama no ha tardado en señalar que la permanencia de esta ley es innegociable, acusando a la oposición de convertir al país en una “república bananera”. Sea como sea, las posturas están enquistadas.

Fuente: Expansión

Foto: The U.S. Army

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...