Carlos Slim invierte en La Caixa días antes de la conversión en banco

El hombre más rico del mundo controlará una parte importante del capital  de CaixaBank, la nueva entidad financiera en la que derivará La Caixa. El magnate ha comprado un millón de acciones, con lo que se hace con el control de un 0,03 por ciento de la entidad presidida por Isidre Fainé, cuyo consejo de accionistas ha aprobado la conversión de la caja en banco.

Según fuentes de la organización, la adquisición de Slim, producida un año después de su entrada en la participación de Criteria, el holding de La Caixa, es un gesto de apoyo del magnate al nacimiento de Caixabank. El fichaje de Slim no es el primer contacto del empresario mexicano y la entidad financiera.  En mayo de 2008, Criteria invirtió 1.500 millones de euros en comprar el 20% del capital de GF Inbursa, la entidad financiera propiedad de Slim. Según datos de la organización, la caja catalana está ayudando a Inbursa a implantar un nuevo modelo de banca minorista y a abrir 500 nuevas oficinas.

El empresario Carlos Slim, el hombre más rico del mundo según Forbes

La inversión de Slim no es la única novedad en La Caixa. La entidad acaba de recibir el visto bueno de parte de los accionistas para convertirse en banco. Tal como preveía en un primer momento, Criteria traspasará el negocio financiero a Caixa Bank, y cederá a la caja de ahorros las participaciones empresariales en Gas Natural, Abertis o Agbar.

En enero, La Caixa aprobó su transformación en banco convirtiendo Criteria en CaixaBank, del que tendrá el 81% de las acciones, mientras que el 18,5% corresponderá a los actuales accionistas de Criteria y el 0,4% restante a empleados del grupo La Caixa.

La acción estaba encaminada a reforzar su posición ante las nuevas exigencias del Gobierno al sistema financiero español. Además del negocio bancario, CaixaBank también agrupa el negocio asegurador y las participaciones en bancos internacionales y en gestoras de instituciones de inversión colectiva, así como las de Telefónica y Repsol.

La nueva entidad nace con un saneamiento envidiable, un 10,9% de core capital y una tasa de morosidad sensiblemente inferior a la general del mercado. El presidente de La Caixa, Isidre Fainé, y el director general, Joan Maria Nin, serán presidente y vicepresidente de CaixaBank, que contará con un consejo de administración de 18 miembros.

El nuevo banco prevé mantener la retribución al accionista que ofrece actualmente Criteria, con un dividendo mínimo del 4% del capital desembolsado, así como la retribución al consejo de administración, del 4% del beneficio consolidado.

Foto: Agência Brasil, Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...