Un presupuesto para contentar a todos

El Gobierno de Estados Unidos podrá reducir el déficit público en base a los presupuestos mostrados, llegando hasta el 5,3%

Barack Obama

El presidente Obama ha vuelto a demostrar sus dotes de funambulista en unos presupuestos de batalla que deben encaminar a la primera economía mundial hacia la recuperación. Los últimos datos ya vislumbran una ligera mejora del mercado laboral aunque los matices sean considerables. El presupuesto para el ejercicio 2014 que fue presentado el pasado día 9 ataja de raíz el problema del déficit público, que busca reducir hasta el 2,6% en 2016. Una drástica reducción que viene exigida por el llamado «secuestro», en vigor desde el pasado mes de marzo, que obliga a efectuar importantes recortes en el gasto público. Para el presente ejercicio, la Administración Obama prevé un déficit del 5,3%.

El «secuestro» se produjo ante la imposibilidad de que demócratas y republicanos alcanzaran un acuerdo de mínimos en materia de gasto público. En realidad, el desenlace contenta a ambas partes: los demócratas justifican los recortes por el desacuerdo mientras que la oposición puede presumir ante sus bases electorales de mantener controlado el déficit. En cualquier caso, el próximo presupuesto incluirá importantes subidas fiscales para determinados tramos de renta. Concretamente, quienes ganan más de un millón de dólares al año deberán hacer frente a un impuesto sobre la renta del 30%. Una cifra que, pese a ser bastante más generosa que las que se aplican a las grandes fortunas europeas, ya ha tenido una rápida crítica por parte de varios republicanos. Paralelamente, se impone un límite del 28% en las deducciones fiscales a las rentas más altas, descontando en cualquier caso las donaciones.

Junto a estas medidas impositivas se aplicarán también varios recortes en determinadas partidas presupuestarias, si bien el gasto público seguirá moviéndose en niveles considerables (3,7 billones de dólares). En 2014 se conseguiría un déficit del 4,4%, esto es, unos 750.000 millones de dólares. De cumplirse las expectativas sería la primera vez que el déficit de los Estados Unidos baja del billón de dólares durante la presidencia de Obama. Desde el ejecutivo confían en una buena predisposición republicana para comenzar a negociar.

Fuente: El Economista

Foto: Neon Tommy

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...