S&P rebaja el rating de la Comunidad Valenciana

Standard & Poor’s ha rebajado el rating de la Comunidad Valenciana un escalón más, después de que se haya quedado lejos del objetivo de déficit del 1’5% con el que tenía que cerrar 2012, y que en diciembre era del 3’45%.

Standard & Poor’s (S&P), una de las principales agencias de calificación, ha golpeado de nuevo a la Comunidad Valenciana rebajando un nivel más su calificación crediticia a largo plazo, que pasa de ser «BB» a «BB-«. Además, su rating a corto plazo también se disminuye a «B», un escalón menos; todos ellos incluidos dentro del conocido como «bono basura». La agencia pone las dos calificaciones en perspectiva negativa hasta que Gobierno central y Generalitat Valenciana adopten las medidas necesarias para corregir la desviación presupuestaria valenciana.

Precisamente la desviación del déficit ha sido lo que ha llevado a S&P a rebajar la calificación de la comunidad que preside Albeto Fabra. La Comunidad Valencia cerró 2012 con un déficit del 3’45% del PIB autonómico, «significativamente por encima» del 1’5%, el nivel máximo de déficit que podían alcanzar las comunidades autónomas. La agencia añade que el resultado final de la Comunidad Valenciana supera incluso sus peores predicciones, que estaban sobre el 2’5% del PIB, lo que «señala posibles dificultades para lograr la consolidación fiscal».

Pese a que la Comunitat fue capaz de reducir su déficit del 5 al 3’45%, S&P apunta que fue el «peor» resultado de todas las autonomías. La agencia explica que la caída de ingresos de la Generalitat y las «insuficientes» medidas de control de gasto harán que la reducción del déficit valenciano tenga «mayores dificultades» de las previstas. En un horizonte no muy lejano, S&P augura una «una situación de liquidez negativa» para el gobierno valenciano.

Ahora, S&P está a la espera de las medidas que tomen los ejecutivos de Mariano Rajoy y Alberto Fabra para corregir esta desviación fiscal y a que el Gobierno central «aclare cómo va a utilizar los medios de los que dispone en el marco de la Ley de Estabilidad Presupuestaria para obligar a adoptar nuevas medidas de ajuste a Valencia».  La agencia ha amenazado con rebajar el rating de la Comunidad Valenciana tres niveles más, hasta «B-« si la respuesta del gobierno valenciano no les convence.

En su comunicado, la agencia de calificación felicita al Gobierno central los esfuerzos realizados para apoyar a la Comunitat a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), la refinanciación de la deuda que tiene con los proveedores y los anticipos de transferencias vinculadas al sistema de financiación autonómica. Las previsiones de la agencia para 2013 indican que el FLA cubrirá 1.700 millones de la deuda valenciana, al que habría que añadir los 4.800 millones refinanciados por unos bancos con los que la Generalitat tendrá que renovar este mes 3.200 millones en préstamos a corto plazo.

Fuente: El Economista

Foto: ppcv

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...