¿Quién tiene que pagar el pato del Mobile World Congress?

El Mobile World Congress 2020 se ha cancelado y como consecuencia de ello hay muchos problemas que tratar.

virus mobile

La cancelación del Mobile World Congress deriva en serios problemas logísticos, financieros, de organización y otros quebraderos de cabeza que van a resonar a lo largo y ancho de España durante meses. Que nadie se extrañe, dado que este evento es año tras año una de las citas más importantes que se organizan en el país. Hay muchos congresos tecnológicos que se celebran en Madrid y Barcelona, pero este se puede decir que es el único y principal de cobertura internacional que no tiene un sustitutivo fuera de nuestras fronteras. Por ello la cancelación de esta edición de 2020, aunque lógica debido a las circunstancias, resulta muy problemática y dará de que hablar mucho en los próximos meses.

Desde la cúpula de la organización no se suelta prenda acerca del alcance de las consecuencias de la cancelación. Dicen que hay muchos factores que tener en cuenta para poder echar cuentas y saber cuáles son los números negativos que se obtienen de la cancelación.

Se están realizando análisis, peticiones, propuestas y todo lo que se pueda hacer, para que haya cobertura en la cancelación del evento y que no toda la devolución del importe perdido salga de los bolsillos de quienes celebran la cita. Hay un gasto de por medio que ya se ha realizado y todo el mundo se limpia las manos en cuanto a dar marcha atrás a los movimientos que se han realizado en los últimos días.

Todo el mundo quiere recuperar su dinero o no perder dinero. No hay afán de colaboración ni un intento por conseguir que se pueda minimizar el problema de la forma más adecuada posible. Si las empresas colaboradoras le pagaron un dinero a la organización del evento, quieren recuperarlo. Pero al mismo tiempo, la organización del evento pagó un dinero también por adelantado a la propietaria de la zona donde se realizaría el evento. Es una cadena que no va a terminar salvo que todo el mundo haga las cosas bien. Las empresas de montaje querrán cobrar el dinero que esperaban, pero lógicamente el trabajo no se va a hacer. Estará hecha una parte y hay unos empleados que tienen que cobrar su sueldo. Desde la lógica de intentar minimizar los efectos secundarios de la cancelación se pueden hacer grandes cosas y encontrar una manera de contentar a todo el mundo. Pero no es algo sencillo.

Suponemos que el ayuntamiento y el gobierno tendrían que implicarse más de lo que parece que se están implicando, al menos de momento. Hemos oído muchas veces repetida la cantinela de que en España no hay peligro por el virus, que todo va bien, que tenemos grandes medidas de seguridad, etc. Suele ser el discurso habitual para intentar reducir el pánico en un momento pre-crisis. Quizá las organizaciones pertinentes deberían enfocarse más en resolver todo el quebradero de cabeza económico en lugar de intentar limpiar la imagen lo antes posible. Pero en definitiva, ya se habla de Mobile World Congress 2021, así que la situación no puede ser tan mala.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...