Opciones binarias

Las opciones binarias constituyen una estrategia de inversión a muy corto plazo que brinda notables posibilidades de ganancias pero también compromete la totalidad de lo invertido.

opciones binarias

La inversión en renta variable es una actividad plagada de tecnicismos y que contempla un sinfín de variables y posibilidades que ni siquiera los inversores más avezados son capaces de distinguir en su totalidad. No en vano, se trata del mercado más grande del mundo y el más expuesto a cualquier tendencia, ya sea la euforia más desmedida o la depresión más profunda. Estados de ánimo que generan beneficios astronómicos o pérdidas irreparables según la pericia del inversor y su visión para detectar los cambios en el parqué. Las opciones binarias son una de las formas más arriesgadas de invertir.

¿Qué son las opciones binarias?

Una opción binaria es una operación llevada a cabo en un plazo muy corto de tiempo (por lo que suelen conocerse como shorts) y que se contrapone a las inversiones a largo medio y largo plazo (denominadas popularmente longs). ¿Significa esto que las opciones binarias solo pueden utilizarse si nos ponemos cortos? En un sentido estricto, no, pues cabe la posibilidad de planificar su uso en estrategias de inversión a largo plazo (esta cuestión la abordaremos en el post ‘Cómo vivir de opciones binarias’). En cualquier caso, es una inversión muy dinámica y precisa.

En cuanto a su funcionamiento, las opciones binarias deben su nombre a las dos variables que contemplan (todo o nada). ¿Cómo se activa una opción binaria? Cuando el inversor detecta que un valor bursátil está infravalorado o va a experimentar una gran subida en breve, activa un short sobre esos títulos. Por ejemplo, si alguien ve las acciones de Bankia en 1,2 euros y considera que van subir mucho próximamente, crea su opción binaria sobre estos activos. Acto seguido, el inversor fija el nivel donde espera que vaya la acción (1,35 euros, por ejemplo).

Junto con el nivel en el que se activará automáticamente la opción (1,35 euros) y la cuantía de la inversión (2.000 euros, por ejemplo), el inversor debe introducir el tiempo que desea mantener esa opción en vigor. Generalmente, se trata de opciones muy breves, por lo que su vigencia no suele ir más allá de un par de hora (en ocasiones se activan para cinco o diez minutos). Cuando la acción alcanza el nivel prefijado, todos los títulos adquiridos instantes antes son vendidos y se recogen los beneficios (en nuestro ejemplo, serían 250 euros). Un ritmo frenético.

Posibilidades y riesgos de las opciones binarias

A estas alturas, la mayoría de lectores o bien ya habrán descubierto los inconvenientes de esta estrategia o bien se lo estarán preguntando. Efectivamente, si la acción se revaloriza respecto al momento de compra, todo marcha bien (en la mayoría de casos no es necesario esperar a que el título alcance el nivel fijado, puede venderse antes siempre que se supere el precio de compra). Ahora bien, cuando la visión del inversor falla estrepitosamente, no hay premio de consolación, se pierde todo lo invertido.

opcion-binaria

Retomando nuestro ejemplo de Bankia, hemos asignado un potencial alcista a sus títulos en torno al 15% (una cifra bastante espectacular, dicho sea de paso). Sin embargo, al momento de adquirir las acciones salta una noticia que afecta negativamente a la entidad y genera una gran incertidumbre entre sus accionistas, empujando a la baja su cotización. Ahí es donde entran la otra variable de las opciones binarias (la nada) y el gran riesgo de operar con este sistema sin conocer de primera mano el mercado. La información es clave en esta estrategia.

No en vano, un inversor novel o poco informado puede interpretar virajes alcistas donde solo están ocurriendo pequeños repuntes sin perspectivas de consolidar una trayectoria ascendente. Los análisis fundamentales y el manejo de información de primera mano son los grandes aliados para operar con éxito mediante opciones binarias. Paralelamente, el inversor debe estar permanentemente alerta de la situación de sus valores para que, ante cualquier giro en su tendencia, disponga de margen para reaccionar, vender antes de tiempo y recuperar su inversión con alguna pequeña ganancia.

En conclusión, las opciones binarias son técnicas de inversión que requieren una gran precisión por parte de los inversores y que acarrean riesgos relativos. Hay que reconocer que es poco probable que una acción que está experimentando una escalada cada vez más vertical cambie por completo su tendencia en cuestión de segundos o minutos. No obstante, sí puede ocurrir que en el momento en que el inversor se percata de su revalorización esta ya se haya completado, tumbando casi automáticamente sus opciones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...