Los secretos de Warren Buffett para invertir de forma exitosa

¿En quién se ha inspirado Warren Buffett para ser un inversor de éxito? Hay varios libros que le han ayudado.

Secretos de Warren Buffett

Todos los que quieren adentrarse en el mundo de las inversiones suelen elegir un modelo a seguir o un mentor para garantizarse que la mayoría de sus movimientos van a cosechar grandes éxitos. El sector financiero no es precisamente fácil, hay que realizar numerosos estudios o análisis, tanto del mercado en general como de los precios de los activos o los cambios que se pueden producir en las acciones de una empresa en un momento determinado. Por este motivo la persona que elijamos como modelo es recomendable que sea un líder, alguien que además haya conseguido aumentar su capital de forma notable.

En este caso nosotros lo tenemos claro: Warren Buffett puede ser nuestra principal inspiración. Como bien sabemos, es uno de los grandes inversores estadounidenses, cuenta con numerosas acciones y es presidente y CEO de Berkshire Hathaway, compañía que ostenta múltiples participantes de diferentes grupos empresariales. ¿Alguien da más? Debido a la exitosa trayectoria de Buffett, no es de extrañar que para alcanzar su objetivo haya llevado a cabo varias iniciativas que le aseguraran miles de ganancias. Pero ¿las ideas que ha desarrollado Buffett eran todas suyas? Quizás algunas sí, pero Buffett también ha elegido seguir a otras personas para garantizar su éxito. ¿Quieres saber cuáles son sus trucos?, ¿te gustaría convertirte en un Warren Buffett?. Adelante, lo tienes al alcance de tu mano, simplemente ponte cómodo y apúntate estos consejos.

Lo que debes saber sobre Warren Buffett

Warren Buffett no se ha convertido en un gran inversor de la noche a la mañana. El camino ha sido duro, pero con esfuerzo, estudio y trabajo, finalmente ha logrado alcanzar su objetivo. Para Buffett su éxito ha llegado gracias a que ha seguido los consejos de dos libros principalmente, publicaciones que cuentan con más de 50 años de antigüedad y que sin embargo a día de hoy siguen siendo muy efectivas. Por un lado nos encontramos con Intelligent Investor, la obra de Benjamin Graham, de la cual Buffett recomienda seguir dos capítulos principalmente. Y por otro lado, debemos fijarnos en la Teoría General Clásica del autor John Maynard Keynes, que en este caso aconseja un capítulo en concreto, el 12. La combinación de toda la información y datos que nos ofrecen ambos autores en estos tres capítulos nos guiarán por el camino hacia el éxito.

Teoría General Clásica de Keynes: capítulo 12

La primera parte de la que vamos a hablar hace referencia al capítulo 12 de la Teoría General Clásica de John Maynard Keynes. En dicho capítulo el autor se centra principalmente en explicarnos la importancia de las inversiones a largo plazo frente a otras que se llevan a cabo en un menor periodo de tiempo. Para Keynes lo habitual en el mercado es que los inversores lleven a cabo operaciones de forma frecuente, por lo que las inversiones a corto plazo se convierten en las principales protagonistas. Sin embargo, este tipo de acciones pueden promover que el mercado se mueva con facilidad y quizás no podamos obtener las ganancias que estamos esperando.

Según el autor de este libro, lo ideal es que nos centremos más en llevar a cabo inversiones a largo plazo debido a que los precios pueden tener unas expectativas más altas si nos fijamos más en el futuro. Es por tanto que cualquier inversor debe pensar en estas operaciones a largo plazo, puesto que no son las inversiones frecuentes y es por ello por lo que se pueden obtener mayores beneficios. La explicación es sencilla. Si lo habitual es que se realicen operaciones a corto plazo habrá muchos más inversores que hagan lo propio en un corto periodo de tiempo, siendo por ello que la liquidez puede incluso desaparecer o el valor en el mercado disminuya notablemente. Sin embargo, si pensamos en las operaciones a largo plazo jugamos con la ventaja de que el valor de las acciones puede ir cambiando y aumentando de forma progresiva. No tendremos tantos competidores y por tanto nuestras ganancias pueden subir rápidamente. En definitiva, los inversores que piensan a largo plazo tal y como dice Keynes en esta teoría tienen una mayor probabilidad de alcanzar el éxito.

Emprender con éxito

Intelligent Investor: capítulo 8

Por otro lado, Buffett también nos recomienda el libro de Benjamin Graham, Intelligent Investor. De esta publicación hace referencia a dos capítulos, aunque en este apartado vamos a centrarnos en el número 8. Antes de nada tenemos que decir que Graham es considerado como el “padre” de las inversiones, además de convertirse en el mentor de Warren. Teniendo claro todo esto comenzaremos comentando que en el capítulo 8 de esta publicación Graham nos hace una diferencia entre el concepto de especulación e inversión, términos que a menudo suelen confundirse.

Cuando hablamos de especulación nos estamos refiriendo a las predicciones que realizan los inversores en relación a la naturaleza de los eventos que pueden producirse en el futuro. Mientras que el término inversión se centra en la capacidad de comprar acciones, por un coste menor al valor que deberían tener en el mercado, por lo que no tendremos que pagar grandes cantidades por ello. Sabiendo esto, hay que decir que la especulación siempre es mucho más complicada que la inversión, debido a que las predicciones nunca se pueden saber a ciencia cierta. Es cierto que podemos establecer un pronóstico, pero hay que tener en cuenta que en el mercado de suceden diferentes movimientos casi de forma diaria, por lo que lo que hemos pensado para el futuro es probable que no ocurra con exactitud. Así mismo, tampoco debemos fijarnos en las acciones que hemos llevado a cabo para eventos pasados, puesto que aunque en el futuro haya situaciones que se parezcan, la historia nunca se repite al 100%.

Lo habitual es que sean las grandes compañías las que hagan más especulaciones, entre otras cosas porque suelen tener a mayores expectativas en cuanto al crecimiento futuro de su precio. Es por ello que Graham recomienda a los inversores que dejen a un lado entidades como Amazon o Tesla y se centren más en aquellas compañías que tienen como base sus beneficios históricos y los activos en la actualidad y que partiendo de ello comercian con un descuento que está claramente definido.

Invertir con solidez

Además de todo esto, en este capítulo también se habla de la liquidez, que hace referencia al precio que siempre tienen las acciones dentro del mercado. En este sentido Graham hace hincapié en la idea de que el precio que presente una acción en un día determinado dentro del mercado no tiene porqué tener relación con el valor que adopte a largo plazo. Es por ello que lo recomendable es que los inversores se centren en analizar los activos y los ingresos que presenta una empresa, puesto que van a ser la base para esas ganancias a largo plazo y dejen a un lado las fluctuaciones que puedan llegar a tener los precios de forma diaria.

Intelligent Investor: capítulo 20

El otro capítulo de Intelligent Investor que nos recomienda Buffett es el número 20. En este caso el principal protagonista va a estar en el margen de seguridad. Lo que Graham intenta explicarnos en este capítulo es que los inversores siempre deben buscar una ganga en el presente que luego tenga una buena proyección para el futuro. Esto debe ocurrir teniendo en mente que estas expectativas siempre sean más que razonables y se puedan alcanzar con más o menos facilidad. Nada de utopías.

Un truco que nos aconseja Graham es que si queremos ser buenos inversores debemos fijarnos en los 2/3 del valor para así poder llevar a cabo una buena inversión. Se trata de un proceso minucioso debido a que se nos plantean dos desafíos. Por un lado tendremos que determinar cuál es el valor de una empresa en concreto y por otro tener en cuenta todas las valoraciones que se establecen dentro del mercado de valores de Estados Unidos.

Invertir con éxito

Sin ir más lejos, en la actualidad, el S&P 500 cuenta con tan solo 4 entidades que comercian por debajo de ese valor de los 2/3, por tanto invertir en las acciones estadounidenses puede resultar algo caro. Por este motivo hay que tener presente ese margen de seguridad. Es decir, establecer más o menos el valor de una entidad y luego adquirir las acciones a un precio inferior. Por ejemplo, si creemos que ese valor total es de 100 euros, es recomendable que nuestra inversión no supere los 60 o 65 euros. Además, Graham también relaciona todo esto con el concepto de diversificación, explicando que no debemos invertir en una sola empresa puesto que es más probable que fracasemos. Lo ideal es tener una amplia cartera de inversión, dado que si fallamos en una tendremos otras muchas para conseguir el éxito. Graham lo tiene claro: no debemos comprar acciones simplemente porque nos gusten, más bien si queremos obtener ganancias. En ese caso es recomendable que adquiramos acciones de empresas que en ese momento operen por un valor inferior al que debería tener.

Si aplicamos estos consejos y lo hacemos poco a poco con calma y fijándonos bien en todo lo que nos rodea y lo que está en relación con nuestras inversiones, conseguiremos que poco a poco nuestros resultados mejoren de forma consecuente. Hay que entender que todo lo que ha conseguido Warren Buffett en su vida no se debe solo a los libros que ha leído, sino también al esfuerzo y a la autosuperación que ha puesto en cada una de sus decisiones. Por lo tanto, si queremos conseguir triunfar en el mundo de las inversiones pensemos bien en cada acción que realizamos, fijémonos en el camino que han desarrollado los grandes y tengamos en cuenta seriamente sus palabras. Pero todo con mucha cabeza.

Vía: Forbes

Foto: stevepbgeraltFree-PhotosDariuszSankowski

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...