La renta fija comienza a ofrecer rentabilidades negativas

Veintitrés de los fondos monetarios más seguros ofrecieron rentabilidades negativas en 2014, confirmando una nueva realidad para los inversores: la seguridad se paga.

negativo

La renta fija se convirtió en el gran refugio de ahorradores e inversores conservadores cuando los intereses de los depósitos comenzaron a hundirse inexorablemente. En un primer momento, la rentabilidad que ofrecían estos fondos (entre el 3 y el 4%) parecía lo suficientemente atractiva como para dar el paso a un producto de inversión, cuyo riesgo era, además, considerablemente bajo. Sin embargo, el espectacular abaratamiento de la deuda pública, y por extensión el de la deuda corporativa, provoca que la renta fija pierda fuerza por momentos.

En 2014, hasta veintitrés fondos de inversión que operan casi exclusivamente con activos de renta fija sufrieron pérdidas o, por utilizar el término exacto del sector, minusvalías. Se trata en su gran mayoría de fondos de inversión monetarios, cuya composición se reduce a deuda de alta calidad (y, por tanto, baja rentabilidad) y bonos a muy corto plazo. La rentabilidad media de este tipo de fondos se situó en un paupérrimo 0,57%, yendo a la zaga de los depósitos clásicos. Además, el 20% de los fondos se situó en números rojos.

El fondo más castigado por el abaratamiento de la deuda ha sido el Mora Funds Sicav Money Market Euro Fund Class A, cuya rentabilidad a un año se encuentra en el -0,64%. No obstante, tampoco los fondos comercializados por los grandes bancos escapan a esta tendencia. El Sabadell Progresión Carteras pierde un 0,29%, Barclays Tesorería se deja un 0,16%, BBVA Bonos Cash ofrece un -0,13% a un año y un 0,57% a cinco y Credit Suisse Fund Money Market se encuentra prácticamente plano (-0,01%).

En realidad, el movimiento observado en las rentabilidades de estos fondos considerados ‘ultraseguros’, una seguridad que emana del hecho de las garantías de cobro y no de los beneficios para el inversor, sigue la estela del experimentado en los mercados de deuda a muy corto plazo. Alemania se financia a intereses negativos a uno, dos, tres y cinco años, mientras que España solo ofrece un 0,17% en sus letras a un año.

Vía: Cinco Días

Foto: PublicDomainPictures

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...