La importancia de clarificar los costes ocultos

Muchas empresas presentan desfases en sus cuentas debido a una mala previsión de gastos que puede estar motivada por el exceso de costes ocultos.

gastos

Llevar una contabilidad actualizada y rigurosa de tu empresa es siempre una necesidad para evitar sorpresas desagradables pero en las actuales circunstancias puede convertirse en una cuestión de supervivencia. En este sentido, los conocidos como costes ocultos son una serie de gastos fijos que, aun pareciendo poco significativos, actúan en nuestro negocio como una bomba de relojería. Se trata además de una cuestión que afecta especialmente a los nuevos emprendedores, muchos de los cuales o bien no prestan suficiente atención o bien desconocen algunos principios de gestión empresarial.

Lógicamente, lo más importante para acabar con estos costes es saber identificarlos desde el primer momento. En líneas generales, pueden calificarse como gastos ocultos todos aquellos dispendios que no se contemplen en los presupuestos anuales o mensuales de una empresa y que lastren los beneficios de la misma, entendiendo como beneficios no solo el rédito económico sino aspectos como la funcionalidad. Se trata habitualmente de partidas muy reducidas que se pierden en el mar de números de los balances y que precisamente por ello no solo no se eliminan sino que tienden a crecer.

Una de las formas más comunes de incurrir en gastos innecesarios es realizar malas previsiones de beneficios. Por ello, muchos expertos recomiendan reducir intencionadamente nuestras perspectivas de ingresos para así tener que ajustar sí o sí los gastos. No obstante, todo se reduce a un mayor rigor, para lo cual debe contemplarse hasta el último céntimo comprometido. No pocas empresas no tienen en cuenta por ejemplo algunas retenciones del IRPF o incluso cuantifican un tipo impositivo más bajo del que finalmente se les aplica.

Muchos de estos gastos resultan inevitables pero otros pueden sortearse con cierta capacidad de antelación. Por ejemplo, muchas empresas financian cursos de formación a sus empleados. Si algunos de estos abandonan el negocio en el corto plazo muy probablemente la formación recibida no supondrá ningún beneficio adicional para la empresa. Por último, entre la catarata de posibles imprevistos no deben olvidarse posibles alzas fiscales. Mantenerse al día de la actualidad económica es un hábito muy recomendable.

Vía: Emprendedores.es

Foto: reynermedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...