Bélgica tendrá que recuperar los impuestos perdonados a multinacionales

Competencia reclama al Gobierno de Bélgica que recupere los 700 millones de euros en impuestos que condonó a 35 grandes empresas entre 2005 y 2015.

impuesto

El mapa de los paraísos fiscales europeos parece mostrarnos que cuanto más pequeño es un país más probable es que acabe recurriendo a políticas fiscales muy laxas. Luxemburgo, Andorra o Suiza (este último, no tan pequeño) presentan marcos tributarios de este tipo y por ello son recurrentemente criticados por países que se consideran perjudicados. No obstante, la lista de Estados que realizan guiños fiscales a las empresas es más amplia. Irlanda, Holanda y, ahora, Bélgica, también han tratado con poca rigurosidad a determinadas compañías.

La Comisión Europea (CE) concluyó el pasado lunes 11 que Bélgica había estado toda una década (desde 2005, para más señas) perdonando impuestos a, al menos, 35 multinacionales con actividad en el país. El importe total que las empresas se habrían ahorrado durante todo este tiempo alcanza los 700 millones de euros, una cifra que la CE exige a Bruselas que recupere de inmediato. Dado que gran parte de las firmas implicadas serían europeas, la sensación de agravio de algunos socios comunitarios está detrás del duro mensaje de la CE.

Según se ha conocido en las últimas horas, las empresas en cuestión no habrían tributado por una parte de sus beneficios que oscilaría entre el 50% y el 90%, algo claramente contrario a la postura comunitaria. La CE ha recordado que las compañías deben tributar por el 100% de sus beneficios en los países en los que los obtienen. La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, no ha querido facilitar la identidad de las empresas, información que sí se filtró en el caso de Apple o Amazon.

En realidad, puede decirse que llueve sobre mojado en el caso de la política fiscal belga para las grandes compañías. En 2001, fue amonestada por prácticas similares pero tan solo tardó cuatro años en levantar un nuevo entramado tributario discriminatorio para el que incluso creó el eslogan ‘Solo en Bélgica’. Vestager se ha revelado como el azote de los beneficios impositivos en la Unión Europea y ha declarado que un paraíso fiscal debería ser aquel país donde todos pagaran sus impuestos.

Vía: El País.

Foto: impuestos vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...