Alternativas para los inversores de perfil conservador

La caída de la rentabilidad de los depósitos y la incertidumbre generada en el último Ecofin invitan a los ahorradores considerar otros productos de perfil conservador.

ahorros

Los depósitos han sido siempre el producto de ahorro más demandado por su seguridad y relativamente buena rentabilidad. En los últimos meses sin embargo, a la brusca caída de los intereses ofrecidos se la ha unido la incertidumbre generada por la posibilidad que el pasivo de las entidades pueda sufrir quitas en un hipotético rescate. Añádase a todo lo anterior unas recomendaciones muy estrictas por parte del Banco de España y se obtendrá un panorama muy poco halagüeño para los ahorradores. Por ello, conviene informarse debidamente sobre las mejores alternativas posibles a los depósitos. Analicemos a continuación los mejores productos bancarios de perfil conservador.

Tras la mejora experimentada por deuda española en los mercados secundarios, los intereses que el Tesoro Público debe abonar por colocar sus bonos se han deshinchado notablemente. Ello no obstante ha permitido aumentar la seguridad para los compradores, que ahora cuentan con la garantía del BCE y unas perspectivas económicas más positivas.

Por lo tanto, invertir en letras y bonos de los distintos estados (la deuda española es una de las más atractivas) es una opción bastante rentable y con un riesgo cada vez menor. Recordemos que ante un hipotético empeoramiento de la economía española, los poseedores de bonos y letras serían los primeros en cobrar. De igual modo, no es necesario esperar al vencimiento de los títulos de deuda, pudiendo negociar con ellos si la rentabilidad hubiese subido. La deuda corporativa, la de las empresas, es también una inversión a considerar, si bien entraña mayores riesgos.
Los fondos de inversión de renta fija son otro activo para los ahorradores. De entrada, la tributación de los intereses generados es mínima, debido a que la mayor parte de los beneficios provendrá del propio capital invertido. La renta fija también permite una diversificación difícil de conseguir en otros productos conservadores. El secreto está en ir adquiriendo títulos corporativos de poco valor en distintas emisiones. Podemos encontrarnos sin embargo con que determinadas empresas exijan inversiones considerables de capital, en cuyo caso siempre podremos volver al mercado de deuda pública.

Fuente: Expansión

Foto: xornalcerto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...