Un corralito en España

En su artículo del pasado día 13 de mayo, titulado Eurodämmerung (El ocaso del euro), Paul Krugman, premio Nobel de Economía en 2008, plantea el fin del euro debido a una serie de factores entre los que se encuentra el corralito de la banca española. Antes, el primer paso sería la salida del euro de Grecia.

¿Qué es lo peor que puede pasar en España? Esta es la pregunta que me hacía el otro día un conocido. Pues bien, la cosa no estar para echar cohetes y la situación puede empeorar cada vez más. Lo peor, contesté, es que España sea rescatada y tras su batacazo caigan los principales bancos (BBVA, Banco Santander y Caixabank), asfixiados por la falta de crédito y la contaminación de activos tóxicos. Algo parecido escribió el otro día Paul Krugman, Nobel de Economía en 2008 y premio Príncipe de Asturias. El economista estadounidense y profesor de Economía y Asuntos Internacionales en la Universidad de Pricenton tiene una columna en el New York Times donde siempre ha expresado su crítica hacia neoliberalismo y ha defendido los postulados neokeynesianos.

La salida del euro por parte de Grecia, muy próxima

En su artículo del pasado día 13 de mayo, titulado Eurodämmerung (El ocaso del euro), Krugman plantea el fin del euro debido a una serie de factores entre los que se encuentra el corralito de la banca española. En primer lugar, el experto en economía afirma que Grecia saldrá del euro el próximo mes de junio casi con total probabilidad. A pesar de que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha mostrado el interés por que Grecia continúe dentro de la eurozona, todo apunta a que habrá un nuevo dracma en pocos meses. Desde el país heleno se apuran todas las opciones políticas para que esto no sea así (hasta el presidente griego ha propuesto la formación de un gobierno de tecnócratas para evitar la salida de la moneda única). Aunque la quiebra de Grecia no sería vista como un drama por algunos países (sorprende escuchar esto de miembros en delicada situación como Irlanda), para otros podría ser clave: es el caso de España.

Y es que una salida del euro por parte de Grecia de manera desordenada crearía un gran caos financiero, produciéndose una gran operación salida de capitales de los bancos españoles e italianos hacia los alemanes. Es por esto que Krugman sostiene que la única manera de acabar con este bucle negativo es que desde Alemania cedan un poco a las pretensiones de los países del sur y que su apertura y relajación puedan ayudar a mantener la moneda única. La cuerda está muy tensa y si no se afloja comenzarán a caer los primeros países. En consecuencia, el euro estaría muy cerca de llegar a su fin, quedando para el recuerdo en los libros de Historia.

Foto: primeministergr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...