Títulos de deuda pública a cien años

Con una deuda pública de 1,3 billones de euros (esto es, un 93,9% del PIB), el Reino Unido es una potencias económicas más importantes de Europa. La confianza que en él depositan los inversores permite al gobierno dirigido por David Cameron experimentar con la emisión bonos de deuda pública a cien años.

A pesar de las recientes declaraciones de Christine Lagarde, directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), en las que afirma que la situación económica es mejor que a finales de 2011, muchos países siguen siendo vulnerables. “El optimismo no debe darnos una falsa sensación de seguridad o confianza, no podemos pensar que todo ha vuelto a la normalidad (…) La economía mundial afronta grandes vulnerabilidades económicas y financieras que requerirán grandes reformas, tanto en Occidente como en esta parte del mundo”, llegó a afirmar Lagarde en el Foro de Desarrollo de China, celebrado en Pekín. En este sentido, no son pocos los que buscan diferentes formas para salir de la crisis. Hoy comentaremos la estrategia utilizada por el Reino Unido para obtener la financiación necesaria que le permita salir del bache.

El Tesoro británico se plantea emitir bonos a cien años

Sabemos que el Reino Unido, aunque cuente con una deuda pública de 1,3 billones de euros (esto es, un 93,9% del PIB), es una de las potencias económicas más importantes de Europa. La confianza que en él depositan los inversores está fuera de toda duda, de ahí que pueda acometer proyectos como el que a continuación explicaremos. Además, los recortes realizados por el gobierno de David Cameron ayudan mucho a generar tranquilidad en los mercados que operan en las islas británicas. Aprovechando el buen cartel que tiene la economía británica, el Tesoro ha decidido emitir bonos de deuda pública a cien años. ¿Cómo es posible llevar una operación de este tipo a tan largo plazo? Pues bien, el Reino Unido no es la primera vez que utiliza esta estrategia económica para levantar el país. Anótese que tras la Primera Guerra Mundial, el Tesoro británico ya recurrió a la emisión de bonos a cien años.

Los bonos a largo plazo sirven para financiar gastos extraordinarios. Su dilatado vencimiento, sin embargo, están condicionados por la tasa de interés. Así pues, podríamos decir que en países con poca fiabilidad económica, como son los casos de España, Grecia o Portugal, estos bonos son más escasos. Además, un vencimiento a cien años sería impensable para estos países, cuyo agujero económico sobrepasa los límites conocidos. No obstante, la idea de los títulos a cien años ha sido duramente criticada por el sector financiero. “Es posible que el Gobierno consiga colocar una primera emisión simbólica, pero poco más; muchos inversores creen que las acciones, obligaciones y propiedad inmobiliaria son opciones mejores”, afirmó John Wrath, director de estrategia de inversiones de Bank of America Merrill Lynch.

Foto: Gonzalo Barroso

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...