Standard&Poor’s teme una relajación generalizada en Europa por el QE

La agencia de calificación desconfía de los posibles beneficios de las compras de bonos y pide a los gobiernos que no se acomoden con este programa.

euros

Hace dos semanas, el Banco Central Europeo (BCE) comenzó a realizar compras de bonos de deuda soberana por importe de 60 000 millones de euros al mes. Esta medida arrancaba con no pocas reticencias por parte del norte de Europa que finalmente fueron mitigadas por los propios beneficios que podría tener para estas economías (Alemania es uno de los países que más bonos están colocando en el marco de este programa). No obstante, algunas entidades privadas desconfían notablemente de los beneficios del plan estrella de Mario Draghi.

Standard&Poor’s (S&P) toma el testigo de los halcones del Bundesbank y advierte al BCE de que la ejecución del programa de compra de bonos puede ser un estímulo para que los países dejen de aplicar las reformas pendientes. Los casos más preocupantes serían los de España e Italia, toda vez que Portugal o Grecia no se benefician directamente del plan al no alcanzar sus títulos de deuda la nota mínima exigida por el BCE. La agencia de calificación insta a completar el programa con reformas estructurales para intensificar el crecimiento.

‘La política monetaria no puede generar crecimiento sostenible y empleo duradero’, así se han referido desde la entidad norteamericana al QE europeo. Estas críticas no suponen ninguna novedad, puesto que durante los años en que la Reserva Federal hizo lo propio en Estados Unidos constituían el principal argumento de los detractores de Bernanke. En honor a la verdad, las actuales discrepancias en el seno de la Fed sobre la necesidad de elevar ya los tipos parecen dar la razón a quienes pidieron moderación en las compras.

En este sentido, el mercado norteamericano parece haberse adormilado al calor de la política extremadamente expansiva de la Fed. Ahora, Janet Yellen teme que una subida de tipos, absolutamente necesaria para la economía norteamericana y el dólar en estos momentos, conlleve una huida generalizada de los inversores. Con esto en la mente, S&P pide a Europa que se anticipe a los efectos negativos de las compras de bonos. No obstante, las numerosas citas electorales complican cualquier iniciativa.

Vía: Expansión

Foto: PublicDomainPictures

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...