La financiación alternativa se abre camino en nuestro país

España está viendo cómo la financiación alternativa se convierte en una de las medidas preferidas de obtención de capital.

Nueva vía de financiación

Con la crisis económica que estalló en 2008 y las fuertes restricciones a las que se han visto sometidos los bancos en España se está poniendo de moda un nuevo tipo de financiación a la que se denomina alternativa. Aunque son muchos los interesados en hacer uso de esta nueva forma, lo cierto es que este tipo de financiación se ha vuelto muy popular entre los emprendedores y los trabajadores autónomos.

Ya hay un gran número de empresas que ofrecen este servicio a sus clientes como forma de servir de nexo entre los autónomos que necesitan una inyección económica y los inversores que disponen del capital necesario. Que empresas como estas se multipliquen en España mes a mes confirma que la financiación alternativa ha llegado a nuestro país con fuerza y que no tiene intención de desaparecer a corto plazo, al menos a primera vista.

La financiación alternativa implica que los profesionales puedan acceder a una inyección de capital que se proporciona en poco tiempo y que ayuda a llevar a cabo cualquier tipo de negocio. El dinero sale de la mano de inversores que disponen de flexibilidad en su cartera para apoyar a este tipo de profesionales que necesitan dinero.

Son muchos los servicios que se ofrecen a los usuarios, aunque uno de los más utilizados es el Factoring, ya que este permite que desde el primer momento que emitamos una factura podamos obtener liquidez. De igual modo, se indica que cada vez son más los trabajadores autónomos que forman parte del sector laboral en nuestro país, por lo que la financiación alternativa se está haciendo más popular y cada vez más se está dejando de lado la financiación que ofrecen las entidades bancarias.

Además, en este sentido también se indica que los bancos están teniendo problemas a la hora de proporcionar este servicio y los trabajadores y las empresas necesitan una solución rápida y eficaz. Esto se debe a la aparición de Basilea III, por el que las entidades bancarias se han visto afectadas para poder otorgar su financiación a los clientes. Teniendo en cuenta este nuevo escenario que se ha planteado, las entidades de financiación alternativa se ven muy beneficiadas desde distintas direcciones. Por ejemplo, se ha determinado desde Bruselas que las empresas de financiación alternativa pagarán menos impuestos. Esta noticia ha sido realmente positiva para las empresas especializadas, lo que les permite ampliar su oferta de productos para que las pymes puedan invertir en innovación.

Foto: lukasbieri

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...