Eurovegas llega a España

Eurovegas llega a España. Madrid y Barcelona se disputan ser sede del megaproyecto del magnate estadounidense Sheldon Adelson. Entre las instalaciones diseñadas encontramos un complejo con doce resorts (36.000 habitaciones), seis casinos (1.065 mesas y 18.000 recreativas), nueve teatros, tres campos de golf, un escenario con 15.000 butacas. A cambio de la creación 164.000 empleos directos y 97.000 indirectos, Adelson pretende infringir numerosas leyes españolas.

Lleva muchos días hablándose del proyecto Eurovegas y yo, que por ahora no me había referido a él, haré hoy un breve repaso sobre qué supone, a nivel económico, la instalación de una ciudad recreativa en nuestro país. Para empezar, hay que recordar que son dos ciudades las que están disputándose ser sede del megaproyecto auspiciado por el magnate estadounidense Sheldon Adelson: Madrid y Barcelona. Ambas, por supuesto, presentan ventajas y desventajas, sin embargo, parecer ser que es la primera la que acabará imponiéndose. El gobierno neoliberal que rige a ambas capitales de provincia favorece, sin lugar a dudas, que el proyecto se instale en sus territorios.

¿Se imaginan Las Vegas en Alcorcón?

Ante esta situación, son ciertos detalles los que harán favorecer la balanza hacia un lugar u otro. En este sentido, el deseo de Adelson de construir rascacielos muchos más altos que la torre Agbar de Barcelona choca frontalmente con la seguridad aérea de los aviones que han de aterrizar en la capital de Cataluña. Es, por lo tanto, que Madrid, con ciertas desventajas respecto a su rival, pues no posee un puerto marítimo y sus conexiones con el exterior son algo más limitadas, se ha posicionado como la favorita.

La gran polémica que ha rodeado al proyecto, que entre otras instalaciones destacan un complejo con doce resorts (36.000 habitaciones), seis casinos (1.065 mesas y 18.000 recreativas), nueve teatros, tres campos de golf, un escenario con 15.000 butacas, etc., reside en la transgresión de ciertas leyes españolas para llevar a cabo el proyecto tal y como quiere el magnate. La creación de 164.000 empleos directos y 97.000 indirectos, como se ha estimado, puede llegar a convencer a los políticos de nuestro país, capaces y dispuestos a vender los derechos de quiénes les votamos por un puñado de dinero de origen, más o menos sospechoso.

Así, el proyecto pasaría por alto de leyes como la de extranjería, la que prohíbe fumar en lugares públicos cerrados o la que rige los juegos de azar. Por no hablar de las exenciones de impuestos que persigue el multimillonario estadounidense. A todo esto, resulta muy interesante el reportaje que realizó David Alandete sobre el proyecto y que extrae como conclusiones que el modelo sobre el que se basa se haya en una crisis profunda. Y es que Las Vegas depende excesivamente del sector servicios (turismo, construcción y hostelería, principalmente), por lo que busca a la desesperada una diversificación de su economía.

Foto: aigle_dore

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...