El Gobierno británico hace un guiño a la inversión privada

David Cameron y su gobierno han estblablecido medidas para rebajar la presión fiscal a algunos tramos de renta para ampliar las posibilidades de inversiones extranjeras en el país

Primer Ministro británico
El Gobierno de David Cameron está decidido a facilitar al máximo la llegada de inversores extranjeros para combatir los malos augurios sobre la economía británica. Una de las últimas medidas adoptadas por el ejecutivo inglés ha sido la de rebajar la presión fiscal sobre varios tramos de rentas. La iniciativa no ha estado exenta de polémica, ya que la oposición laborista considera que el programa de Cameron está beneficiando a las personas más acaudaladas en lugar de buscar fórmulas que ayuden directamente al sufrido ciudadano de a pie. En cualquier caso, resulta especialmente reseñable que Inglaterra opte por rebajas fiscales para reactivar su economía mientras que en la mayoría de países de la zona euro se han aplicado medidas diametralmente opuestas.
Desde el pasado viernes día 5, los ingresos superiores a 150.000 libras esterlinas pasarán a estar gravados con un 45% en concepto de impuesto sobre la renta frente al 50% hasta entonces vigente. Como contrapartida, el siguiente tramo de IRPF (40%) rebaja un 2,5% la cifra mínima, que pasa de 42.475 libras anuales a 41.450. La otra gran novedad es el conocido popularmente como «Impuesto de la abuela», que establece que los ingresos no fiscalizados de los jubilados no podrán superar las 10.500 libras, eliminando la cláusula anterior mediante la cual esta cifra podía variar en consonancia con la inflación. Los ingresos a partir de dicha cantidad se regirán por el régimen impositivo común. Por otro lado, el impuesto de sociedades pasa del 24 al 23%.

Esta batería de medidas busca poner fin a la disminución de inversiones privadas que está sufriendo Reino Unido. El Gobierno Liberal-Conservador busca así desmarcarse de la tendencia imperante en Europa, muy especialmente en Francia, que ha disparado la fiscalidad a las rentas más altas y ha motivado una fuga de capitales en distintos países. Precisamente, en el día de ayer la agencia de calificación Standard & Poor ha advertido al ejecutivo británico que, de no poner remedio a la elevada deuda del país, le rebajará la triple A, tal y como ya hiciese Moody’s.

Fuente: Expansión

Foto: DFID

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...