Algunas características de las tarjetas de crédito

Una tarjeta de crédito es un instrumento financiero de plástico, que cuenta con un número en relieve, un código CV de seguridad de tres dígitos y una banda magnética en donde se almacena la información del titular de la tarjeta. Se emiten a nombre de un titular y contemplan algunas consideraciones que se describen aquí brevemente.

Una tarjeta de crédito es un instrumento financiero de plástico, que cuenta con un número en relieve, un código CV de seguridad de tres dígitos y una banda magnética en donde se almacena la información del titular de la tarjeta.

Este instrumento puede emplearse como medio de pago, mientras se encuentre dentro de la línea de crédito claro esta, este empleo está sujeto a diferentes tarifas: unas por el mismo objeto e la operación crediticia y representadas por los intereses y otras por situaciones que derivan de la operación, por ejemplo las comisiones y gastos.

Tanto las tarifas principales como las derivadas se deben informar al cliente en el documento oficial denominado Estado de Cuenta, el cual se presenta de acuerdo a las normas y regulaciones bancarias de cada país.

Las tarjetas de crédito son intransferibles y deben ser emitidas por entes financieros autorizados a nombre del un titular; sin embargo existe también la figura de tarjetas adicionales que se entregan a las personas que el titular designa. 

Existen, de manera habitual, tres formas de pago de tu tarjeta, las que puedes observar en el Estado de Cuenta, pasaré a explicar que significa cada una:

El sistema de cuota mensual, por el cual se presenta la cuota total del mes que deberás pagar e incluye una parte de tus consumos totales en especie y efectivo, más intereses, gastos, comisiones y portes; es decir, un parte del capital adeudado total más todos los demás conceptos. Por lo general, y cuando financias las compras en cuotas, lo primero que se amortiza es el interés, el capital va quedando relegado a las últimas cuotas.

El sistema de pago total, por el cual puedes cancelar toda la deuda que tengas a la fecha, este monto por lo general trae inmerso un descuento, ya que por ejemplo no se te cobrarían los portes de los meses siguientes en dicho mes.

El sistema de pago mínimo, opción cuando no tienes el dinero suficiente y la menos recomendable; por lo general contempla sólo la amortización de intereses y gastos, dejando de lado el capital, por lo tanto la deuda siempre está ahí. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 2,75 de 5)
2.75 5 8
Loading ... Loading ...