Ahogados por la hipoteca

La dación en pago es una de las principales reclamaciones por los afectados de las ejecuciones hipotecarias. La medida permitiría a los hipotecados saldar la deuda con la entrega del inmueble. La propuesta ha sido rechazada en el Congreso de los Diputados y está pendiente de recurso en el Tribunal Constitucional.

117 días.  Es el tiempo que ha resistido Elisa Díaz, con el apoyo de sus vecinos y miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en su piso de la calle Duc de Tetuan nº 3, en  Montcada i Reixac. El pasado 1 de septiembre, después del paréntesis veraniego, un contundente dispositivo de los Mossos d’Esquadra se agolpaba en las puertas del domicilio que ocupaba Elisa junto a su marido y su hija de seis años y procedía al desahucio dictado por la ejecución hipotecaria.

El caso de Elisa no es puntual. Se trata de una entre las más de 300.000 ejecuciones hipotecarias que se han producido en España desde 2008, en progresión geométrica en los últimos meses. Para ella y su familia la pesadilla no  acaba con el abandono del que fue su hogar, más bien empieza. Deberán abonar los 300.000 euros de deuda, una cuantía que no podrán saldar con la entrega del inmueble.

Miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en una protesta

Casos como éste han puesto en pie de calle a los afectados, agrupados en asociaciones como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (APH). Bajo el lema ‘Stop desahucios’, la entidad pretende ser un punto de encuentro para los afectados y servir al mismo tiempo de grupo de interés en defensa de los derechos de los mismos. Una de sus actividades más sonadas, amén de las innumerables manifestaciones, ha sido la remisión de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) al Congreso de los Diputados para que la Ley Hipotecaria incluya la dación en pago como método de ejecución hipotecaria, de tal manera sea posible saldar la deuda contraída con la entrega del inmueble. La propuesta no fue admitida a trámite por los dos principales partidos del hemiciclo.

El hecho es que la Ley Hipotecaria vigente sí reconoce la dación en pago, aunque limita su ejercicio a los casos en los que deudor y acreedor hayan pactado dicha solución a la hora de firmar la hipoteca, una práctica muy poco habitual, de la que pueden beneficiarse muy pocos afectados, la mayoría de los cuales firmaron sus préstamos en épocas de bonanza económica siguiendo los consejos de unos acreedores poco alertados por el riesgo.

La situación daba un vuelco en enero de 2011, cuando la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra dictaba una sentencia en la que se consideraba que la entrega al banco de un piso hipotecado era garantía suficiente para saldar la deuda contraída, con lo que se paralizaba la ejecución hipotecaria. El magistrado argumentaba que el valor de la finca bastaba para cubrir la cuantía del préstamo, por lo que consideraba ‘circunstancial’ que en la subasta su precio fuera inferior. El banco se lo había adjudicado por un 50% del valor de tasación.

La sentencia causó un enorme revuelo en los medios de comunicación y en la sociedad civil, que volvió a plantear la dación en pago como solución a la dramática situación que debían afrontar las familias afectadas.  Sin embargo, la entidad financiera presentó un incidente de nulidad que la Sección Tercera de la Audiencia Provincial admitió a trámite, pendiente de que el Tribunal Constitucional resuelva el caso. Los bancos hicieron presión para defender sus intereses, y la dación en pago volvió a quedar en el olvido. Al menos de momento, hasta que alguien la enarbole en algún programa electoral.

Foto: PAH

http://afectadosporlahipoteca.wordpress.com/
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...