Sin miedo a la red

Las páginas, cada vez más seguras

A través de internet ya se hace casi de todo. Se puede hacer la compra en la red, consultar tus transferencias bancarias, leer un libro, comprar un coche, un ordenador o una mesita para el salón. Las opciones son infinitas y cada día que pasa van a más. A estas alturas de la humanidad, es muy complicado poder desarrollar tu trabajo, o directamente tu vida habitual, sin un mínimo conocimiento del mundo virtual.

Muchas de las actividades que los usuarios realizan a través de internet conllevan una transacción económica. En bastantes casos es necesario que introduzcan sus datos bancarios en el mundo virtual para poder finalizar una compra. Ya sea en un supermercado o en cualquier tienda que tenga su versión online, es imposible pagar, como es lógico, sin indicar los datos de la cuenta o de la tarjeta de crédito o débito.

Otro tipo de páginas, en las que se mueve dinero, que también están de moda y en las que es necesario, en muchos casos, introducir los datos bancarios, son las salas de casinos virtuales. En este caso, está comprobado que la seguridad en webs de casinos es cada vez mayor y se han convertido en un tipo de páginas que son de las más seguras de la red. Seguramente por la gran cantidad de dinero que mueven diariamente.

Han pasado muchos años hasta que, en su mayoría, los internautas han empezado a fiarse de las páginas. Antes era muy habitual que las personas que utilizaban internet de manera habitual se echaran para atrás a la hora de indicar los datos de sus cuentas bancarias.

En primer lugar, hay que decir que cada vez las páginas son más seguras. El control que se tiene sobre ellas es muy alto y es complicado crear ahora salas, ya sean tiendas u otros lugares en los que se precisa una transacción económica, que en realidad sean trampas con el fraudulento objetivo de “robar” a los usuarios.

Según los expertos hay una manera simple y rápida de comprobar si la página en cuestión es segura. Lo único hay que hacer es comprobar a qué página nos redirecciona el ordenador después de picar en el botón de comprar/pagar. La nueva página debe empezar por https, la clave en este caso es la última letra, es decir, la “S”, esta debe aparecer, de lo contrario, la página puede no ser fiable.

Foto: nist6ss

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...