Marina d’Or continúa con su imparable internacionalización

Marina d’Or dispone de todo tipo de posibilidades de alojamiento en sus instalaciones, además de una gran expansión en destinos internacionales.

Marina d'Or

Emprendió su andadura en el año 1993, cuando comenzó la construcción de su primer complejo turístico en Valencia. Desde entonces, el grupo empresarial Marina d’Or no ha cesado de crecer, ampliando sus espectaculares instalaciones más allá de nuestras fronteras. Algo que ha sido posible gracias a la calidad de sus servicios, los múltiples entretenimientos que ofrece y la confianza que ofrece a sus clientes y usuarios. Un punto clave al que Marina d’Or presta especial atención.

Además del alquiler de apartamentos para, tanto cortas como largas estancias, la venta de viviendas de los complejos permite a los veraneantes la posibilidad de adquirir un piso y poder disfrutar de las comodidades de Marina d’Or siempre que le apetezca. Y es que las posibilidades son infinitas: servicios de belleza con hasta 192 tratamientos, eventos deportivos, entre los que destaca el golf, infinidad de tiendas, ocio nocturno, restaurantes para disfrutar de todos los sabores del mundo, emocionantes excursiones…

También múltiples actividades para los más pequeños, que olvidarán lo que es el aburrimiento durante su estancia en los complejos. Éstos, tienen a su disposición ludotecas, parques temáticos, parques acuáticos, y actividades dirigidas para que, mientras ellos lo pasan bien, sus padres puedan tomarse un merecido descanso. En resumen, y como reza el lema de la compañía: “Todo un mundo de servicios de lujo a su alcance”. Asimismo, existen gran variedad de pisos aptos para todos los bolsillos y todo tipo de familias.

Y para los que busquen estas prestaciones más alejados de nuestro país, la inmobiliaria internacional de Marina d’Or vende y alquila vivienda en sus cada vez más amplios destinos: la gran desconocida Bulgaria, cuya belleza encandila a sus visitantes; el lejano Ecuador, con playas inhóspitas; el histórico Egipto, en el que deleitarse con sus impresionantes pirámides; los Emiratos Árabes Unidos, que se están convirtiendo en un destino vacacional cada vez más frecuente; y Francia, cuya costa encandila a todo aquel a quien le guste el mar. Así como Holanda, en la que respirar verdadero aire puro; Londres y Dublin; la histórica Jordania y Marruecos.

Múltiples destinos en los que Marina d’Or ha conseguido implantarse con éxito y en los que disfrutar de todas las posibilidades que ofrecen tanto las ciudades como los complejos turísticos de la compañía. Porque cuando la calidad prima y un servicio funciona correctamente su crecimiento es imparable, y más cuando se trata de ofrecer tranquilas vacaciones con la garantía de que todo va a salir bien y sin complicaciones que, al fin y al cabo, es lo que se necesita cuando se busca descansar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...