Los mejores trucos para mantenerse despierto sin el consumo de cafeína

La cafeína no es el único recurso del que podemos hacer uso en esos momentos en los que sintamos que nos dormimos.

comida sana

Para muchos emprendedores la cafeína es la única opción disponible en lo que se refiere a mantenernos despiertos cuando ya llevamos una gran cantidad de horas trabajando. Y aunque sabemos que no es saludable trabajar tanto, hay situaciones en las que no nos queda otra opción. Son momentos en los que trabajar durante más tiempo del habitual es lo único que nos puede ayudar a que llevemos a cabo con éxito ese proyecto en el que estemos esforzándonos tanto. La cafeína suele ser el recurso fundamental para estos casos, ¿pero y si no queremos depender de esta sustancia? es de conocimiento común que la cafeína no es de consumo recomendable de una forma frecuente, por lo que nunca está de más que tengamos otras posibilidades. ¿Qué opinan los expertos?

Comer

Normalmente comer nos mantiene despiertos. Se cree que es porque le damos actividad a nuestro cuerpo al tener que masticar, pero en realidad hay mucho más escondido alrededor de esta acción. Nos podemos dormir o sentir cansados si los niveles de azúcar en sangre se reducen, así que si comemos estaremos supliendo este problema. Debido a ello, es fácil imaginar que lo recomendable es comer algo con azúcar, pero en realidad esa solución es de un alcance demasiado reducido. Lo que hacen las cosas azucaradas es darnos una inyección de energía momentánea que después se vuelve rápidamente en nuestra contra y volvemos a tener sueño y sentirnos cansados. De ahí que la cafeína tampoco sea la mejor aliada salvo con una ingesta continuada.

Tampoco debemos sobrepasarnos con lo que comamos, porque si lo hacemos los procesos de digestión serán demasiado excesivos y nos pasarán factura con el efecto contrario de lo que estamos buscando. Por ello si comemos algo, debería ser algo ligero que nos aporte la inyección de energía que requerimos, pero sin pasarnos factura. Las zanahorias, el huevo, el hummus o las tostadas utilizando distintas cremas, como la preparada con aguacate, nos ayudarán. Todo se trata de aportarle al organismo grasas buenas y nutrientes beneficiosos que nos despierten. Y si no queremos comer, también podemos optar por masticar chicle para mantenernos activos.

Salir a la calle

Todo dependerá de en qué momento estemos pasando apuros mientras sentimos sueño. Si es durante el día la solución es sencilla: salir a la calle a que el sol comparta con nosotros una buena dosis de energía. Si es de noche la solución es un poco más complicada, porque nos faltarán todos los beneficios que nos proporciona el sol, pero también podremos sentirnos mejor. Lo que deberemos hacer será caminar, airearnos y cambiar un poco de ambiente para que nuestro cuerpo se inspire y se despierte, ayudando a que sea un punto y aparte para él respecto al momento en el que estaba cansado.

Hay muchos beneficios de tener contacto con la luz y de movernos. Por ejemplo, podemos sacar partido de la regulación de los ritmos circandianos y de la fluidez de las endorfinas. De esta manera vamos a conseguir que el estrés, que también nos puede agotar, desaparezca, y que tengamos más sensación de euforia para estar más alerta.

sol calle

Beber mucha agua

Las personas necesitamos agua para vivir y dependemos de ella para algo más que hidratarnos. A veces nos atiborramos de bebidas, refrescos, zumos y cualquier otra opción que nos mantenga despiertos al beber, pero nos olvidamos del agua. Y el agua es imprescindible nos guste más o nos guste menos. Primero, porque no tenemos que olvidar que si nos deshidratamos vamos a sufrir grandes consecuencias que influirán en lo activos que podremos estar. Deshidratarse es sinónimo de tener fatiga, de estar confundidos, de no pensar con las ideas claras o de sufrir incluso desmayos. No dejemos de lado que un 60% del cuerpo de las personas está formado por agua, así que si nos falta agua… nos vamos a sentir muy mal.

Cuando tenemos una buena provisión de agua nos sentimos mejor porque nuestro cuerpo se ocupa de transmitir carbohidratos y amplios volúmenes de oxígeno. Así que en ningún momento deberíamos olvidarnos de tener una botella de agua mineral a la mano para ir dando sorbos de vez en cuando, a ser posible combinándola con la ingesta de algún alimento sano tal y como decíamos antes.

Escuchar música

Este es uno de los trucos clásicos a los que todos recurrimos. Si estimulamos nuestro cerebro enviándole vibraciones positivas por medio de la música, conseguiremos que se mantenga muy activo. En este contexto, es preferible que sea música que nos inspire algún tipo de sentimiento, que nos haga sentir ganas de tararear o incluso de bailar, aunque no hace falta que os pongáis a mover el esqueleto en medio de la casa o de la oficina.

El beneficio de la reproducción de música es un aumento en la dopamina en nuestro cerebro, una sustancia que atribuimos al beneficio y la recompensa psicológica. Con la transmisión de dopamina también ganamos en ese momento oxitocina y serotonina, otras sustancias que están relacionadas con que nos sintamos bien y más enérgicos. Para aprovecharse de la música como recurso para no quedarnos dormidos, lo mejor es que la escuchemos con el volumen alto (los auriculares son imprescindibles si la escuchamos a altas horas de la noche) y que lo hagamos con listas de reproducción que sean de estilos muy variados. Es decir, si escuchásemos siempre la misma canción en bucle nuestro cerebro se acostumbraría y ya no le haría efecto escucharla.

auriculares

Realizar ejercicios de relajación

No nos obsesionemos por mucho que creamos que vamos contrarreloj. Por mucho que nos quedemos con la mirada pegada a la pantalla, habrá ocasiones en las que no relajarnos un poco hará que vayamos más lentos y que seamos más productivos. Por ejemplo, no podemos quedarnos durante horas mirando el monitor del ordenador, es mejor descansar la vista de vez en cuando y aportar un refresco a las imágenes que capta nuestra mente. Lo mismo podemos potenciar respirando de manera profunda. Al hacerlo estaremos obteniendo una mayor cantidad de oxígeno que hará que reduzcamos el estrés y que nos sintamos mejor de forma casi instantánea.

Ver vídeos que nos estimulen

Un descanso momentáneo puede ser una buena forma de aportar más energía a nuestro cuerpo y cerebro. Se dice que hay determinados vídeos a los que podemos acceder con facilidad en la red que harán que aumenten los niveles de oxitocina y que se reduzcan los de cortisol. Esta combinación nos despertará, mejorará nuestro humor y nos dará más posibilidades de seguir trabajando sin dormirnos. Hay estudios que indican que lo más conveniente son los vídeos de gatitos, pero se supone que es una afirmación poco científica y que el estímulo dependerá de los gustos, intereses y emociones de cada persona. Lo único que hay que hacer es buscar aquello que nos estimule.

Conclusión

La buena noticia es que la cafeína no es imprescindible, sino que hay otros muchos métodos que podemos tener en cuenta para combatir el sueño y el cansancio si necesitamos seguir trabajando. En esta línea podemos aplicar los consejos que os hemos dado y, sobre todo, combinarlos. No pensemos que solo con uno de ellos tendremos suficiente para superar los peores momentos que nos esperan cuando estemos pasando más sueño.

Foto: RitaEwhoalice-moorePezibear

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...