Las 20 películas que los emprendedores deberían ver

Os damos 20 recomendaciones de películas que os enseñarán, os inspirarán y os ayudarán en vuestro camino hacia el éxito.

Hace poco tiempo hablamos de algunas películas que considerábamos cruciales para el aprendizaje de emprendedores y profesionales inspirándose en las vidas de personas de éxito. Ahora hemos decidido que, lo mejor para continuar con este trabajo, es hacer una guía con las 20 películas más influyentes que pensamos que deberíais ver si os interesa el mundo de la economía, las finanzas y las empresas.

De todas ellas podéis sacar algo valioso, aunque conviene tener en cuenta que cada caso retratado en estas películas es único y no solo abarca un tipo de negocio o una persona, sino también un momento histórico determinado.

1. La red social

Para nosotros, esta es una película de cabecera. No solo porque retrate el origen de una empresa joven como Facebook, la cual ha llegado al mundo entero, sino también debido a que nos enseña de una manera muy cercana el concepto de comenzar de 0 y llegar hasta infinito. Ver cómo Facebook se creó en un dormitorio de la universidad, cómo evolucionó, los conflictos legales con los que se encontró y en lo que acabó convirtiéndose, nos llenará de energía. También es, al mismo tiempo, una dosis de cruda realidad y de cómo actúan algunas personas en su camino hacia el éxito.

Posiblemente nadie confraternizará con las acciones que llevó a cabo Mark Zuckerberg y que quedan muy bien materializadas en la película, peor no se puede decir que no supo jugar bien sus cartas. Aún así, ver cómo actuó y lo que hizo con sus amigos y socios, puede abrir los ojos de muchas personas que siempre esperan lo mejor y no se preparan para enfrentarse a la posible adversidad.

Por otro lado, tiene una magnífica dirección, un reparto de gran calibre y es una de esas películas que no se hacen pesadas por mucho que estemos ante un biopic cargado de drama.

2. Wall Street

Si no nos controlamos, si no recordamos siempre de dónde venimos y qué es lo que queremos hacer con nuestra vida, es posible que acabemos descarrilando tal y como le ocurre al personaje de esta película. En ella nos metemos de lleno en la vida de los traders y en cómo la avaricia y el afán de ganar más puede llevarnos a tomar malas decisiones.

Es una buena historia, una excelente dirección de Oliver Stone y el reparto, encabezado por Michael Douglas, acompañado de un joven Charlie Sheen que se encontraba en su época dorada, hace un trabajo perfecto. A nosotros nos gusta porque es una película que ayuda a volver al suelo, a ver la realidad desde el exterior y a avisarnos de “eso te podría pasar a ti”.

Nunca está de más que tengamos un posible espejo en el que mirarnos para que se nos alerte de las cosas que pueden salir mal si dejamos que se nos suba a la cabeza el éxito. La secuela también merece la pena, aunque como complemento.

3. El lobo de Wall Street

Pero todavía hay otra película relacionada con Wall Street que nos alerta mejor de la cruda realidad. Este film de Martin Scorsese suele conseguir que muchas personas se interesen por hacer trading y que inviertan su dinero en acciones, aunque el mensaje que debería enviar, posiblemente, sería distinto. El protagonista, cuya historia está basada en una persona real, representa todo lo que nunca deberíamos hacer.

Su ejemplo sí que es terrible, triste, lamentable y digno de reproche. La película es una montaña rusa de emociones y muestra cómo se puede pasar de lo más bajo a lo más alto y luego volver a bajar sin frenos y sin ningún tipo de control.

Los mensajes que envía al espectador son muy diversos, pero quedémonos con aquello que se ve con claridad: que seguramente nadie habría querido vivir en la piel del protagonista a lo largo de su vida. Por suerte, la película tiene un reparto espectacular y está tan bien dirigida que se acaba convirtiendo en un viaje de descubrimiento y sorpresa que no tiene desperdicio.

4. (y 5) Steve Jobs y Jobs

Tenemos sentimientos contradictorios sobre las películas biográficas que nos cuentan la historia de Steve Jobs. Lo cierto es que Steve Jobs, la protagonizada por Michael Fassbender, es la que más calidad cinematográfica tiene y la forma en la que está rodada también convence. Es del mismo director que La red social, así que os podéis imaginar la calidad de la que hace gala.

Fassbender es un Steve Jobs más seco y dramático que el de Ashton Kutcher en Jobs, la otra película biográfica realizada tras el fallecimiento del cofundador de Apple. La película de Kutcher se toma algunas licencias y aporta un estilo visual diferente de la vida de Jobs, pero a la vista del contenido de ambos films, podríamos decir que son bastante complementarios. Además, el de Ashton Kutcher se hace muy ameno y es más digerible por personas poco interesadas por la economía y las empresas (por si vamos a ver la película con alguien).

Ambos films son recomendables porque nos permiten mirar por el ojo de la cerradura la vida de Steve Jobs, uno de los hombres más importantes del mundo de los negocios de nuestra historia moderna.

6. En busca de la felicidad

La vida del protagonista de esta película, un emprendedor real al que interpretó Will Smith, es un reflejo de los duros momentos por los que hemos pasado muchos emprendedores. Inicialmente, tiene que vivir en la pobreza e incluso dormir en el baño de una estación junto a su joven hijo. Mientras tanto, aprovecha el curso de iniciación que le proporciona una firma de Wall Street, un curso en el que no le pagan y que consume todo su tiempo.

El camino hacia hacer sus sueños realidad no es nada sencillo a la vista de las circunstancias, sobre todo porque en su mente sabe bien que de todas las personas que hacen el mismo curso que él, solo una de ellas será contratada. Sin dinero, sin casa y viviendo en albergues, el protagonista estudiará, trabajará y hará todo lo posible para tener algo de dinero en el bolsillo con el cual mantener a su hijo.

Si en algún momento pensáis que la situación es tan mala que no podría mejorar de ninguna manera, no olvidéis ver esta película. La historia de su protagonista os conmoverá y os dará fuerzas para que podáis seguir avanzando sin descanso.

7. Piratas de Silicon Valley

Una película maravillosa, porque no se rodó con las aspiraciones con las que se han rodado otras producciones de este mismo tipo. Fue una película más humilde y sin necesidades de complacer. Narra el enfrentamiento en sus tiempos mozos de Bill Gates y Steve Jobs, que llegarían a marcar el destino de la informática tal y como lo conocemos hoy día.

Tiene para el que es, para muchas, el mejor actor que ha interpretado a Steve Jobs: el carismático Noah Wyle, inconfundible rostro de series como Urgencias o la saga de El bibliotecario. No abarcaba, ni mucho menos la totalidad de la historia de estos genios, puesto que la película se estrenó en 1999, pero sí que hace un buen repaso sobre sus comienzos.

Es imprescindible para ver la manera en la que interactuaron estos dos maestros que tanto aportaron al mundo.

8. El fundador

Sobre la figura de Ray Kroc se ha escrito mucho. Utilizó métodos que no reciben la aprobación ética de todos los empresarios, pero se introdujo en el entorno de McDonald’s cuando sus propietarios, los hermanos McDonald’s, tenían 8 franquicias, y cuando Kroc falleció, la empresa había alcanzado casi 8000 restaurantes repartidos por Estados Unidos y distintos países.

Esta película cuenta cómo hizo de McDonald’s el imperio que es en la actualidad y cómo lo hizo a base de carácter, mano dura y de implementar una serie de normas muy estrictas que se empeñó en que todas las franquicias siguieran a rajatabla.

Pero antes de llegar a McDonald’s era un vendedor que iba restaurante por restaurante vendiendo batidoras. Un día se quedó impactado por cómo en un restaurante le compraron 8 batidoras. Ese restaurante era el primer McDonald’s de la historia. Ahí comenzó todo.

9. El becario

Esta película se plantea desde el punto de vista de la comedia dramática y encuentra como protagonista a un ya veterano Robert De Niro. Nos cuenta cómo un jubilado que se queda solo en la vida, decide introducirse en una joven empresa de Internet trabajando como becario.

Aunque pocos apuestan por él dadas las circunstancias y a la vista de que no sabe usar ni un ordenador, ni mucho menos la red, al final acaba demostrando porqué las personas con experiencia pueden cambiar el rumbo de un negocio y de las vidas de las personas que trabajan en el mismo.

Esta es una historia magnífica que nos ayuda a olvidarnos de los tópicos y de los conceptos pre-establecidos a la hora de contratar personal. Nos ayudará recordar lo que enseña el film para momentos de nuestra vida en los que nos podamos cruzar con una persona mayor en busca de trabajo o incluso para nosotros mismos cuando seamos mayores.

10. Becoming Warren Buffett

Te puedes hacer rico y famoso, pero no es tan fácil llegar a ser todo eso y además tener un perfil personal tan respetado que no encuentres a nadie que hable mal de ti. Eso es lo que ha ocurrido con Warren Buffett, un hombre de negocios, emprendedor, inversor y trabajador, que a lo largo de su vida no ha dejado de mantener un comportamiento excelente a todos los niveles.

Esta película es un documental que nos acompaña a lo largo de algunos de sus momentos cruciales y que nos cuenta cómo se ha forjado la leyenda de una de esas personas en las que nos podemos reflejar sin “peros” y sin miedos a que el mito se termine tambaleando.

Siempre es bueno ver que hay personas que tienen una trayectoria impecable y que no han empujado a sus rivales para crecer. Porque cuando ya eres millonario, por muchas donaciones que hagas, no puedes solucionar los errores del pasado. Warren Buffett no tiene porqué, porque no los tiene.

11. La gran apuesta

La crisis financiera de Estados Unidos sufrida entre 2007 y 2008 vista por un grupo de personas que fueron capaces de ver, desde lejos, lo que estaba ocurriendo.

Tener visión es complicado, pero ser un visionario todavía es más difícil. Los personajes de esta película tuvieron ese momento de brillantez que les puso por delante de miles y miles de expertos cuando se tambalearon los cimientos de la economía estadounidense.

Uno de los aspectos positivos de la película es cómo rompe la división de la cuarta pared artística para que podamos seguir el hilo de la historia incluso si no tenemos conocimientos de trading, inversiones o finanzas. Eso ayuda a que sea un buen entretenimiento para todo el mundo, aunque no se puede negar que su contenido es bastante denso y, al mismo tiempo, educativo.

12. Startup.com

Un documental que nos devuelve a la terrible burbuja que vivió Internet en el pasado y que nos permite entender mejor lo que ocurrió en un momento en el cual, incluso quienes estábamos de lleno trabajando en ello, nos quedamos sorprendidos.

Se explora la forma en la que la explosión de la burbuja impactó en los negocios, pero también cómo llegó a afectar personalmente a socios, compañeros y aliados. Fue un momento dramático del cual el mundo debería aprender y que, sobre todo, nos vendrá bien para tener ciertas pautas que nos permitan detectar si algo similar ocurre de nuevo.

13 Rebobine, por favor

Sin dinero, pero con imaginación, se pueden hacer grandes cosas. Esta comedia que protagonizaron Jack Black y Mos Def en 2008 es una perfecta representación de ello.

Trabajando en un videoclub ruinoso en un barrio pobre y en una época en la cual este tipo de negocio ya estaba condenado, los protagonistas se las ingenian para poner en marcha a todos los vecinos y conseguir algo muy emotivo que solo se logra con pasión y con el afecto de quienes te rodean. Es una buena forma de ver lo que podemos hacer sin presupuesto, sin dinero, pero con mucha inspiración, creatividad y con la ilusión de tener una meta por la que luchar.

14. Atrápame si puedes

Ya os habíamos dicho que nuestra selección de películas busca ir más allá y explorar las historias de personas, en especial las reales, que nos puedan inspirar. Es por ello que hemos elegido esta película de Steven Spielberg que nos cuenta la historia del estafador Frank Abagnale Jr., que consiguió burlar a las autoridades durante una larga temporada y llegó a tener una vida realmente sorprendente.

Lo que podemos aprender de él es la creatividad, la inventiva para resolver problemas y cómo, si no nos quedamos con brazos cruzados ante la adversidad, podemos salir adelante. No hay que delinquir, sino aprender lo bueno que nos transmite el personaje de la película.

Sin ayuda, con su carácter y fuerza de superación, Abagnale logró salir de todos sus problemas e incluso, aunque acabó detenido, logró llegar a poner de su lado todo el historial de estafas que había cometido.

15. 12 hombres sin piedad

Si siempre habéis tenido dudas sobre cómo comportaros con otras personas, cómo liderar, cómo entrar en la psicología de otros individuos, esta es una película que os mostrará ciertas cosas que seguro que os parecen interesantes. No es un manual, ni mucho menos, pero sí que resulta muy interesante la manera en la que se explora la mente humana, el comportamiento de las personas cuando están en grupo y la resolución de problemas de una manera muy particular.

16. Cómo triunfar en publicidad

El título es terrible y la película no es como para llevarse un Oscar, pero si nos paramos a analizar el libreto que utiliza su guion, lo cierto es que proporciona unas enseñanzas interesantes.

Sea cual sea nuestro trabajo o negocio, sabemos que la publicidad será algo que nos tocará antes o después. La película explora muchos aspectos que nos van a venir bien, conocimientos valiosos sobre búsqueda de creatividad y resolución de problemas mediante la imaginación. También nos habla de marketing y proporciona, como indicamos, algunas lecciones valiosas.

17. Glengarry Glen Ross: Éxito a cualquier precio

A veces el optimismo nos lleva a pensar que, cuando iniciamos un negocio, tenemos por delante un camino lleno de rosas que nos resultará satisfactorio a todos los niveles. Pero la realidad es que hay mucho de lo que preocuparse, en especial de los rivales y de quienes nos pueden intentar seguir la pista para hacernos caer y beneficiarse de ello.

Esta película explora ese tipo de temas y lo hace de una manera dura y cruda para que entendamos que siempre tenemos que cubrirnos las espaldas para evitar incidentes. No transmite la misma serie de sensaciones positivas que otros films, pero no hay duda de que también debemos estar preparados para aprender de aquello que resulta menos positivo.

18. Jerry Maguire

¿Qué tipo de decisiones profesionales haremos y cómo marcarán a la persona que somos ahora y que seremos en el futuro? Tom Cruise protagonizó una película excelente que enseña el aspecto oscuro de los negocios y que también nos confirma que, en el fondo, tenemos que ser fieles a nuestras convicciones y a los sentimientos que tenemos en nuestro interior.

Aprender a perder en el mundo de los negocios, para ganar en la vida personal, es algo que deberíamos tener muy claro desde el principio. A veces ocurre, pero no quiere decir que hayamos sufrido una derrota cuando, en realidad, hemos ganado más de lo que esperábamos.

19. El diablo viste de Prada

Por mucho que no estéis interesados en el mundo de la moda, con este film aprenderemos a luchar por nuestros sueños y a continuar adelante por mucho que haya que sufrir hasta alcanzar nuestros objetivos. Tiene un buen mensaje y aunque el contenido quizá no os resulte tan atractivo en términos generales, las lecciones que proporciona para emprendedores son de gran calidad.

Apreciaréis cómo también veréis más claramente cómo llevar a cabo una adaptación más sencilla de negocios o sectores con los que no estéis tan familiarizados como con otros. Hay mucho que aprender y, por otro lado, la película cuenta con una buena serie de interpretaciones.

20. El secreto de mi éxito

Este ya clásico del joven Michael J. Fox también nos enseña mucho. Nos cuenta, de una forma entretenida, cómo cuando la vida te da limones, tienes que hacer limonada. Pero en este caso, lo que la vida nos da son limones rancios, por decirlo de alguna manera.

El protagonista aspira a un gran puesto de trabajo y, cuando llega a postularse al mismo, descubre que ya no existe tal posición. Por ello acaba empezando en la empresa desde lo más bajo, repartiendo el correo en la oficina. Pero lo hace con aspiraciones a ascender. Poco a poco le vemos superando sus límites, extendiendo su presencia en la empresa y obteniendo mejores puestos de trabajo hasta que alcanza un puesto de ejecutivo.

Por el camino aprenderemos a ser persuasivos, a utilizar toda nuestra labia y a nunca rendirnos o conformarnos con lo que ya tenemos. Porque la diferencia entre hoy y el día en el que cumplamos nuestros sueños puede ser cada vez menor si nos lo proponemos y nos esforzamos.

The Office

Como extra terminamos con una serie de televisión que no hemos querido dejarnos fuera del tintero a modo de recomendación adicional. La serie The Office, una comedia absurda en su exterior, pero que nos introduce en el mundo corporativo de una empresa de ventas en el interior, es muy recomendable.

Se tratan muchos aspectos, como relaciones de empleados en la oficina, motivación y consecución de metas en equipo. También se ve todo lo que un jefe no debe hacer en su oficina y con sus empleados, pero entre toda la comedia absurda y los momentos ridículos, el poso que se nos queda es el de algunas acciones que, aunque quizá demasiado creativas, sí resultan útiles y sorprendentes.

Por no mencionar que aprendemos a respetar a ese jefe bobalicón, tonto, que parece que solo tiene serrín en la cabeza, pero que después es capaz de firmar los acuerdos y contratos más jugosos y exclusivos con sus clientes. Esto confirma muchas cosas, desde la importancia de respetar y de no hacerse ideas preconcebidas, hasta que siempre hay valor y potencial incluso si nos parece que no es así. Son 9 temporadas con 201 episodios que os tendrán entretenidos durante una larga temporada gracias a actores como Steve Carell o John Krasinski.

Últimas palabras

Hay muchas otras películas que podríamos mencionar y que merecerían estar en este listado. No obstante, hemos querido hacerlo distinto, original y creativo, alejándonos de las listas de películas para emprendedores que se replican en blogs y webs de una forma continuada con los mismos títulos. Seguro que, nosotros, os hemos dado alguna recomendación que no esperabais.

Nunca es tarde para emprender y, en algunas ocasiones, lo único que necesitamos es un pequeño empujón que nos llene de confianza para que podamos hacer realidad nuestros sueños. Si estáis dudando en si emprendedor o no, quizá una de estas películas os ayude. El resto dependerá de vosotros, pero seguro que si le ponéis ganas conseguiréis alcanzar vuestros objetivos, ya que con esfuerzo y pasión se puede llegar muy lejos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...