La cerveza siempre nos acompaña en Navidad

En un contexto social, donde los rescates se hacen protagonistas del día a día. Mahou se suma a está tendencia con su última campaña. Un campaña cuyo objetivo principal es el rescate cultural. La marca lleva 125 años compartiendo con los españoles tiempos de ocio y cultura y así lo relatan con su memoria. Una memoria que tiene por nombre, Factoría Mahou.

Con la excusa de celebrar, de superar, de reír, de conocer, de disfrutar, de animar… la cerveza siempre ha estado muy bien posicionada en la mente de los españoles. Consumidores que buscan en las marcas vivir buenas experiencias que les animen, y mediante las cuales puedan acceder y compartir buenos recuerdos

Particularmente, éste es el caso de Mahou. Una cerveza que lleva 125 años acompañando a miles de personas en su vida rutinaria. Y es que Mahou, es mucho más que una cerveza, se trata de una marca personificada en un sinfín de recuerdos y de vivencias. Una marca que rescata un valor de los que muchos actualmente se olvidan: la cultura española.

Si se tuviera que representar a Mahou en un persona, probablemente se convertiría en un persona sabía.  Concretamente un mayor con el suficiente bagaje en la vida. Una vida que se habría desarrollado en distintas épocas y que habría recogido distintos estilos de vida. Una persona culta, con un ímpetu inquietante por aprender y enseñar.

La “Factoria de Mahou” es sin lugar a dudas, la aproximación más acertada a esta hipotética personificación. Un lugar idóneo para recuperar viejas tradiciones, pero también para acoger a las nuevas modas. Una representación viva de las distintas épocas que ha ido protagonizando España.

Los encargados de llevar a cabo esta factoría que trabaja desde el presente, para el pasado y por el futuro son entre otros, personas de renombre en la actualidad. Encargados de recuperar todo lo bueno del pasado y traerlo de vuelta al presente. Por y para todos. Porque si lo que la gente busca son experiencias, con Mahou las encontrará. Su factoría contiene un tesoro de cinco estrellas. Una recopilación de más de 600.000 asuntos.

Movimientos artísticos, gráficas publicitarias, recetarios olvidados, rutas desconocidas, ciudades con encanto, escenas de la vida cotidiana y mucho más. Todo ello de la mano de los mejores, de personas que disfrutan haciendo su trabajo y que ponen a través de esta plataforma -al servicio de quien quiera- un archivo histórico. Uno de los más relevantes conjuntos de documentos históricos de este país.

Si rebobinamos a 1890, y nos teletransportamos a la calle Amaniel número 29, tendríamos ante nosotros una pequeña fábrica que se está iniciando en el mundo de cerveza. No sospecharíamos ni por un momento que dentro de esas cuatro paredes se albergaría 125 años después una de las reliquias culturales más importantes de la actualidad. Pero en la realidad, este supuesto se hace evidente y ha llegado el momento de que todo el mundo lo conozca

Fuente: Factoría Mahou

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...