AXA revoluciona los seguros para startups

AXA pone a disposición de los profesionales una tarifa plana con seguro que cubre un amplio rango de posibilidades a las que se pueda enfrentar una startup.

AXA ofrece una tarifa plana

¿Lo has visto ya? Hablamos de la tarifa plana que AXA tiene para startups, con la cual es posible dar solución a todas las necesidades de este tipo de nuevas empresas, para que sus responsables no se tengan que preocupar de nada más que de hacer su trabajo. Este servicio de AXA se fundamenta en la utilización de procesos de trabajo personalizados por parte de expertos que tienen amplios conocimientos en la materia, conectando así con la filosofía de las startups.

En sus inicios las startups se pueden encontrar con multitud de obstáculos. Sus fundadores no tienen porqué tener conocimientos acerca de todo lo relacionado con la tecnología y con el funcionamiento de una empresa, lo que hace que sea importante poder tener una entidad de peso en la cual apoyarte. No menos relevante, sobre todo al principio hay que intentar tratar de tener un apoyo, un cojín que proteja a los emprendedores en situaciones adversas que puedan aparecer mientras se encuentran dando sus primeros pasos. Esto es justamente lo que asegura AXA con su tarifa plana para startups, siendo un servicio que a buen seguro librará a los responsables de startups de dolores de cabeza.

La protección a startups que se proporciona con esta tarifa plana es más que suficiente a la hora de no tener complicaciones con sanciones ni problemas derivados de algunos factores que pueden ser obstáculos habituales. Por ejemplo, AXA cubre sanciones por incumplimiento de la Ley de Protección de Datos. En este aspecto se da una cobertura económica que puede significar un gran cambio en el desarrollo financiero de una nueva empresa.

Otra de las situaciones donde el seguro de AXA cubre a la startup es en lo vinculado con la responsabilidad civil general y la profesional. En la responsabilidad civil AXA se encarga de dar respuesta a los daños que sean causados a una persona tercera. El límite en este sentido es de un máximo de cien mil o doscientos mil euros, para subsanar, por ejemplo, un fallo en un producto que hayamos comercializado de la mano de nuestra startup.

La tarifa plana de AXA también cubre a las startups los ataques de virus informáticos, respondiendo con una indemnización de hasta 6.000 euros si llegamos a dañar usando un virus algún tipo de equipo de un tercero. Por ejemplo, si un virus se filtra desde nuestra oficina y daña el ordenador de un socio, AXA lo tiene cubierto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...