Una compañía de Arabia Saudí compra el grupo textil Blanco en una operación valorada en 40 millones de euros

El grupo textil Blanco pasa a manos de una compañía de Arabia Saudí. La mercantil se compromete a mantener los 1.200 empleos de la empresa, que se encontraba en concurso de acreedores

blanco

La empresa Blanco, especializada en moda, pasa a manos de una enseña procedente de Arabia Saudí. La compañía es Alhokair y se hará cargo de los diferentes frentes económicos, que en forma de deudas tiene la firma española. Una cadena textil que en los últimos años ha visto como las cifras de negocio se desmoronaban y se veía obligada a cerrar establecimientos.

La mercantil saudí no es desconocida para el sector de la moda nacional, ya que bajo el paraguas del modelo franquiciado ha adquirido protagonismo en la gestión de otras marcas punteras como es el caso de la catalana Mango o el gigante de la moda y los complementos low cost Zara, del grupo Inditex.

La operación que Alhokair ha cerrado ahora con Blanco cuenta ya con la supervisión y el aval judicial, en concreto del juzgado de lo Mercantil número 8 de la capital, que ha dado luz verde a la venta de la mayoría del accionariado de la firma a este nuevo inversor.

En términos globales, la adquisición del capital de la empresa española asciende a cerca de 40 millones de euros. Uno de los puntos más examinados del acuerdo ha sido el que afecta directamente a los trabajadores. La mercantil ha expresado formalmente su intención de mantener inalterables los puestos de trabajo, una plantilla que supera las 1.200 personas repartidas en los diferentes departamentos de la compañía.

El caso de Blanco ha chocado con la importante progresión que pese a la crisis han conseguido mantener otros grupos del sector como es el caso de marcas como Mango o Zara. Esta última, con el respaldo de Inditex, ha apostado por diversificar su presencia en los mercados dando el paso de entrar en otros terrenos como el inmobiliario, con la compra por parte de una de sus filiales de diferentes inmuebles clave situados en las principales ciudades españolas.

Con pronósticos más moderados, el nuevo inversor de Blanco tendrá de entrada que hacerse cargo de la deuda que arrastra la compañía. Un montante que asciende en la actualidad a 6,44 millones de euros.

vía: Cinco Días

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...