Un refresco peruano que tutea a Coca-Cola en los mercados emergentes

La desconocida Big Cola se consolida en Latinoamérica y gana posiciones en el sur de Asia y África, dos mercados considerados estratégicos para Coca-Cola.

big_cola

Big Cola es una marca de refrescos que, muy probablemente, dirá poco o nada a cualquier lector español. Se trata de la marca más conocida de una compañía peruana igualmente extraña para el público europeo, Ajegroup. Sin embargo, estos nombres son ya tristemente cotidianos para un gigante como Coca-Cola, ya que los refrescos de cola de esta firma están consiguiendo unas notables cifras de ventas en los países emergentes. Una competencia inesperada en un mercado teóricamente dominado por dos grandes marcas, Pepsi y Coca-Cola.

Fundada en Ayacucho en 1988, lo que comenzó siendo una empresa familiar montada en un garaje es hoy un auténtico imperio comercial latinoamericano. Puesta en marcha con 30.000 dólares, la firma cerró el año pasado con un facturación cercana a los 1.800 millones de dólares, unos niveles que causan respeto. La idea original era crear un refresco de cola con esencias frutales, un producto a la medida de los mercados en los que se aspiraba a crecer. Por ello, hasta hace bien poco la marca no inquietaba apenas a Coca-Cola.

Sin embargo, Ajegroup ha conseguido que Big Cola sea un refresco muy popular en veinte países, algunos de los cuales están considerados estratégicos para la compañía estadounidense. El primer aviso serio llegó en 2002, cuando la marca peruana desembarcó en México y comenzó a ganar posiciones a gran velocidad. En 2005 controlaba ya el 9% del mercado azteca, algo impensable tanto para la compañía como para sus rivales. El siguiente gran desafío llegó a partir de 2010, cuando Big Cola daba el esperado salto a Asia.

Vietnam, Camboya, Tailandia, Malasia y, sobre todo, India, son los mercados asiáticos en los que la bebida peruana ha entrado con fuerza. Sus principales bazas son su carácter popular (con un aura reivindicativa ante el imperialismo norteamericano, si bien Ajegroup aspira, precisamente, a emular a las grandes compañías estadounidenses) y los bajos precios. Por ello, el gran temor de Coca-Cola en estos momentos es que Big Cola desembarque con fuerza en China. Por lo pronto, Ajegroup ya ha llegado a África.

Vía: El País.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...