Uber se retira de la carrera por el coche autónomo

Uber ha tomado la decisión de vender su empresa dedicada a la fabricación de los coches autónomos a una startup llamada Aurora.

El año 2020 está siendo devastador a muchos niveles. El efecto explosivo de la pandemia causa reacciones adversas en todos los contextos y sectores. Y por desgracia, hay muchas empresas que están cerrando divisiones y cancelando proyectos. Algunos de estos proyectos a los que se les está echando el cierre son incluso más profundos de lo que se podría imaginar. Por ejemplo, Uber ha decidido liberarse de la división que se dedicaba a la fabricación del coche autónomo.

No se puede decir que la empresa de transporte no haya invertido una cantidad millonaria en este proyecto. En el pasado, Uber ha intentado convertirse en uno de los nombres de referencia en cuanto al trabajo en el coche autónomo. Su plan consistía en llegar a tener coches desperdigados por la ciudad en los que pudiéramos montarnos para que nos llevasen al lugar al que necesitásemos ir, con la comodidad de tener fácil acceso a ellos y de no tener que depender de un conductor.

Lo cierto es que la idea del coche autónomo encaja de una manera perfecta en el contexto actual. ¿Qué mejor propuesta que poder tomar un taxi limitando el contacto humano? Sería la forma ideal de realizar distanciamiento social en uno de esos momentos en los que ahora mismo no nos queda otra opción. Y es probable que el proyecto del coche autónomo de Uber se hubiera convertido en una revolución, en un negocio infalible con el cual la compañía habría llegado a ganar millones.

Pero al final, como indicamos, Uber ha tomado la decisión de vender su división dedicada al coche autónomo, olvidarse de ella y así no seguir sufriendo gastos relacionados. La empresa que ha acordado adquirir la división de los coches autónomos de Uber es Aurora, una startup que apunta muy alto y que se espera que llegue a tener un valor por encima de los 10 mil millones de dólares después de la adquisición que han realizado de la tecnología procedente de Advanced Technologies Group, la división de Uber dedicada a este trabajo.

Hay muchas preguntas acerca de lo que se esconde realmente detrás de esta operación comercial. Se desconoce el importe de la operación y también resulta extraño el movimiento que ha realizado Uber. Al mismo tiempo que la empresa se desvincula de este prometedor proyecto, desde Aurora mencionan que gracias a esta adquisición se posicionan como los líderes en el desarrollo de la tecnología del coche autónomo. Tal y como lo pintan, resulta un proyecto tan jugoso que es difícil de creer lo que ha decidido hacer Uber.

Todavía resulta más difícil de creer todo en general cuando vemos que Uber ha anunciado que invertirá 400 millones de dólares en Aurora con la intención de quedarse una pequeña parte del negocio. En conjunto, las dos empresas esperan marcar el camino por el que se desarrollará el mundo del coche autónomo que podría llegar a cambiarlo todo para la vida de las personas.

Por lo tanto, con el cambio de paradigma que se produce en el control de Advanced Technologies Group, Uber tendrá una aportación de capital y posiblemente les dé preferencia en el momento en el cual Aurora haya llegado a completar el proyecto. Eso no significa que Aurora no podrá negociar con otras empresas, sino que moralmente deberían darle preferencia a Uber. Pero lo más probable es que en la directiva de Aurora ya estén pensando en el momento en el cual puedan llevar esta tecnología al entorno del transporte de mercancías. Aunque la intención es comenzar con coches de transporte urbano, con taxis que podrían suponer una gran revolución para la sociedad, en el futuro lo más probable es que traten de automatizar los camiones.

Para Aurora un futuro ideal sería que pudieran crear rutas específicas en carreteras en las que viajaran camiones autónomos que siguieran unas sencillas rutas y que pudieran transportar la mercancía de la forma más rápida y económica para las empresas. Solo tendrían que ocuparse de cargar y descargar la mercancía y tendrían un sistema de reparto y transporte de lo más eficiente y, para las empresas, económico. El día que eso ocurra, seguramente los guionistas de Los Simpson vuelvan a decir «Los Simpson ya lo hicieron», haciendo referencia a ese episodio titulado Máximo Homer-esfuerzo en el que Homer descubre que para conducir un camión no hay que hacer ningún tipo de esfuerzo.

Pero no olvidemos que para que todo eso ocurra todavía hay mucho que hacer, ya que a nadie se le olvida que uno de los coches autónomos de Uber ya tuvo un accidente en el pasado en el cual acabó con la vida de una persona. Por ello, aunque miramos al futuro, no dejamos de mirar al presente y de cruzar los dedos para que estas empresas se tomen muy en serio el tipo de tecnología en la cual están trabajando.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...