Tesla, el fabricante de coches más valioso de EEUU

Tesla seduce a los inversores pero tardará en darles la rentabilidad deseada.

tesla

No, el titular del artículo no esconde ninguna verdad o mentira a medias ni trata de hacer juego de palabras alguno. La compañía de coches eléctricos Tesla ya es la mayor casa automovilística norteamericana si atendemos a su cotización bursátil. Ford y General Motors han cedido el testigo a una firma que prácticamente acaba de llegar y que únicamente fabrica dos modelos, con un tercero en fase de pruebas y acumulando reservas. La pregunta es, pues, obvia: ¿está justificado el ‘rally’ en bolsa de Tesla?

Partiendo de la premisa de que los inversores mueven su dinero por motivos prácticamente infinitos, las principales causas que han llevado a tantos accionistas a confiar en Tesla son relativamente sólidas. En primer lugar, está bastante aceptado que el futuro de la automoción va a pasar necesariamente por sistemas eléctricos en detrimento de los motores de combustión tradicionales. Consecuentemente, Tesla sería uno de los actores mejor preparados para encarar esta nueva realidad. Ahora bien, en la medida en que este cambio de paradigma se retrase, la rentabilización de la inversión también se pospone.

Dando una nueva vuelta de tuerca a la situación, si el escenario post-combustible acaba produciéndose, las marcas convencionales tendrán que acometer importantes inversiones que Tesla ya ha realizado. Esto daría una ventaja competitiva muy clara a la firma de Elon Musk, al tiempo que sus modelos estarían ya mucho más ‘rodados’. Con todo, tampoco es correcto pensar que Tesla es la única empresa que está realizando un esfuerzo importante en este sentido. De hecho, el mayor fabricante de coches eléctricos es el binomio Renault-Nissan, con 94.000 unidades vendidas en 2016 frente a las 76.000 de Tesla.

Sí que es cierto que las líneas de la firma norteamericana superan claramente en la relación calidad-precio a sus rivales del segmento ‘Premium’. BMW o Audi no estarían todavía en condiciones de competir de tú a tú con los modelos de Tesla porque estas compañías siguen anteponiendo los vehículos convencionales a los eléctricos. En definitiva, existen fundados motivos para el optimismo pero el horizonte de la rentabilidad sigue lejos.

Vía: ElBlogSalmón.

Foto: © ifeelstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...