Starbucks lleva su sede a Reino Unido ante las críticas por la multilateralidad fiscal

La cadena norteamericana de cafeterías confirma que desplazará su sede en Europa desde Ámsterdam hasta Reino Unido con los consiguientes efectos fiscales.

starbucks

Una de las críticas más repetidas a las grandes compañías que operan en todo el mundo es su predilección por desarrollar esquemas fiscales difusos y bien repartidos por múltiples países especialmente benévolos en este sentido. Conocida como multilateralidad fiscal, esta práctica permite ahorrar considerables cantidades de dinero en impuestos a las empresas a costa de reducir la recaudación fiscal del país en cuestión. Un comportamiento que ha llegado incluso al Parlamento Británico a través de una queja sobre la popular cadena de cafeterías Starbucks.

A pesar de no ser inglesa sino estadounidense, los responsables de la marca saben que Reino Unido concentra una parte muy importante de su negocio en Europa y que esta circunstancia bien justificaría un cambio de sede. En estos momentos, Starbucks tiene afincado su domicilio fiscal en Ámsterdam, beneficiándose de una presión impositiva más laxa en un país que no es precisamente donde la firma cuenta con más establecimientos. Kris Engskov, máximo responsable de la cadena en Europa, Oriente Medio y África, ha confirmado que el traslado se materializará a finales de este mismo año.

Sin lugar a dudas, la combinación de la presión popular (en los últimos tiempos se habían puesto en marcha varias campañas difamatorias contra las cafeterías del grupo norteamericano) con la condena institucional (el propio David Cameron había condenado indirectamente la multilateralidad fiscal en Davos) ha surtido un gran efecto. Paralelamente, la Comisión Europea había alertado en 2013 de la necesidad de perseguir ciertas prácticas de las multinacionales a través del endurecimiento de la normativa comunitaria sobre el Impuesto de Sociedades.

Es de destacar que Starbucks tiene previsto inaugurar otros cien locales en todo el Reino Unido, consolidando así al archipiélago británico como uno de sus principales mercados. Por ello, la empresa ha cedido ante la opinión público y, junto con el traslado de la sede, desplazará a varios de sus principales directivos en el continente a Londres. Ahora que Starbucks ha dado el paso, está por ver si otras multinacionales acusadas de prácticas similares como Amazon o Apple siguen el mismo camino.

Vía: Libre Mercado

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...